Etiqueta: coronavirus

EEUU compra casi toda la producción mundial de remdesivir, el primer medicamento contra la COVID-19

Estados Unidos ha comprado prácticamente todas las existencias para los próximos tres meses de una de las dos drogas de probada eficacia contra la Covid-19, sin dejar ninguna para Reino Unido, Europa ni la mayor parte del resto del mundo.

Los expertos y los activistas están alarmados tanto por la acción unilateral de Estados Unidos sobre el remdesivir como por las implicaciones más amplias, por ejemplo, en el caso de que una vacuna esté disponible. La Administración Trump ya ha demostrado que está preparada para superar las ofertas y maniobras de todos los demás países para asegurar los suministros médicos que necesita.

«Tienen acceso a la mayor parte del suministro de medicamentos [de remdesivir], por lo que no hay nada para Europa», ha señalado Andrew Hill, investigador de la Universidad de Liverpool.

El remdesivir, el primer medicamento aprobado por las autoridades de Estados Unidos para tratar la Covid-19, está fabricado por la empresa Gilead y se ha demostrado que ayuda a las personas a recuperarse más rápidamente de la enfermedad. Las primeras 140.000 dosis, suministradas a ensayos de medicamentos en todo el mundo, se han agotado. La administración Trump ha comprado más de 500.000 dosis, que es toda la producción de Gilead para julio y el 90% de agosto y septiembre.

«El presidente Trump ha hecho un asombroso trato comercial para asegurar que los estadounidenses tengan acceso al primer tratamiento autorizado para Covid-19», ha afirmado el secretario de Salud, Alex Azar. «En la medida de lo posible, queremos asegurarnos de que cualquier paciente estadounidense que necesite remdesivir pueda obtenerlo. La administración Trump está haciendo todo lo que está a nuestro alcance para aprender más sobre los tratamientos que salvan vidas y asegurar el acceso a estas opciones para la población estadounidense», ha añadido.

El medicamento fue inventado para el ébola, pero no funcionó y está bajo patente de Gilead, lo que significa que ninguna otra compañía en los países ricos puede fabricarlo. El costo es de alrededor de 3.200 dólares por tratamiento de seis dosis, según la declaración del Gobierno de EEUU.

Anthony Fauci, el principal experto en salud pública del país y director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, declaró este martes ante el Senado que la situación en EEUU y que no le extrañaría si el país llega a los 100.000 nuevos casos diarios.

https://www.eldiario.es/theguardian/EEUU-produccion-remdesivir-medicamento-COVID-19_0_1043945984.html

La supervivencia de pacientes con COVID-19 ha mejorado por tratamientos que no son efectivos contra el coronavirus

Desde los comienzos de la pandemia de COVID-19, los medios de comunicación han dirigido sus focos a las vacunas en investigación y a posibles tratamientos que pudieran tener efectos contra el coronavirus y mejorasen el pronóstico de los pacientes. Los fármacos más mediáticos han sido el remdesivir y la hidroxicloroquina, pero también han destacado otras moléculas antivirales como el lopinavir o el ritonavir. Estos medicamentos ya se empleaban para tratar otras enfermedades infecciosas y su perfil de seguridad era bien conocido. Esto, unido a ciertos indicios que mostraban que podrían ser de ayuda contra el coronavirus, motivaron su utilización en ensayos clínicos y su aplicación por la vía compasiva.

Tras varios meses de evaluación a través de estudios clínicos, el único fármaco de este diverso colectivo que ha demostrado cierto y limitado beneficio es el remdesivir: acelera la recuperación en una media de cuatro días, aunque no se han observado mejoras estadísticamente significativas en la mortalidad de los pacientes tratados con este medicamento. Por otro lado, casi se ha descartado la hidroxicloroquina como opción terapéutica al no demostrarse, por el momento, utilidad ni para prevenir ni para curar a los pacientes afectados por la COVID-19. Tampoco hay indicios de que el lopinavir y el ritonavir aporten beneficios para la salud de los afectados por coronavirus. En todo caso, todos estos fármacos contra el coronavirus siguen evaluándose en ensayos clínicos para determinar mejor su papel.

A pesar de estos resultados decepcionantes, lo cierto es que la supervivencia de los pacientes afectados por la COVID-19 ha ido mejorando progresivamente gracias a mejoras en los protocolos de tratamientos que han estado en un segundo plano a lo largo de la pandemia: aquellos dirigidos a dar soporte vital y a tratar las complicaciones desencadenadas durante la enfermedad.

Aunque el glucocorticoide dexametasona saltó a los medios de todo el mundo la semana pasada como el «primer» fármaco que podría reducir la mortalidad por la COVID-19 en pacientes que requieren oxígeno o ventilación mecánica (los resultados se han difundido en un informe preliminar), su papel beneficioso para tratar el síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA) se conocía desde principios de febrero. Un ensayo clínico realizado en España observó que la administración temprana de este fármaco podía reducir la duración de la ventilación mecánica y la mortalidad en pacientes moderados-graves con este síndrome. Por esta razón, la dexametasona ya se usaba con frecuencia en la práctica clínica en nuestro país desde marzo para el tratamiento de pacientes de COVID-19 graves aquejados de este síndrome respiratorio.

La dexametasona, que atenúa la tormenta de citoquinas y el encharcamiento de los pulmones al poner freno al sistema inmunitario, no es la única estrategia terapéutica que está siendo valiosa para salvar las vidas de los pacientes más afectados por el coronavirus, a pesar de no ser útiles para combatir al propio virus. Gran parte de las muertes ocasionadas por la COVID-19 se producen por complicaciones desencadenadas por la reacción inflamatoria e inmunitaria descontrolada contra el coronavirus. El virus SARS-CoV-2 enciende la chispa en ciertas personas de riesgo para que esta reacción desproporcionada en el cuerpo humano tenga lugar, pero el que termina provocando muchos de los daños es el propio sistema inmunitario.

Además de la dexametasona para combatir la dificultad respiratoria, se han extendido otros tratamientos no farmacológicos para aumentar la supervivencia de los pacientes COVID-19. Una medida que se ha popularizado en esta pandemia es la colocación de las personas con dificultad respiratoria intensa y déficit de oxígeno en sangre en la posición de decúbito prono (tumbado boca abajo). Múltiples ensayos clínicos previos ya habían observado que esta posición incrementa la oxigenación de los pacientes con SDRA y aumenta su supervivencia, así que esta acción se ha extendido también a las personas más afectadas por el coronavirus.

Por otra parte, los pacientes que necesitan ventilación mecánica también reciben diversos fármacos para aumentar su confort y disminuir su gasto energético (reduciendo así tanto el consumo de oxígeno como la liberación de CO2, aliviando la dificultad respiratoria). Entre estos fármacos encontramos sedantes, analgésicos y varios fármacos que evitan la aparición de agitación o delirios.

Para determinados pacientes afectados por una dificultad respiratoria de extrema gravedad, en los que ya ni siquiera la ventilación mecánica resulta suficiente, el último recurso ha sido la oxigenación por membrana extracorpórea (más conocido por sus siglas: ECMO). El ECMO, que garantiza la oxigenación de la sangre, aunque los pulmones no sean funcionales, permite ganar tiempo hasta que estos órganos puedan recuperar cierta funcionalidad. La aplicación de esta especie de pulmón artificial se ha extendido por España durante el transcurso de la epidemia y alrededor de un centenar de personas lo han recibido como tratamiento en los 20 hospitales en España que reúnen las condiciones para aplicarlo.

Otra complicación que suele aparecer en los pacientes COVID-19 más graves es la formación de coágulos sanguíneos. Diversas sociedades médicas como el Colegio Americano de Cardiología o la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia recomiendan que todos los pacientes hospitalizados por COVID-19 reciban de forma profiláctica heparina (salvo que exista contraindicación) para evitar la aparición de coágulos. La evidencia científica sobre el beneficio para los pacientes es aún limitada y hay múltiples ensayos clínicos en marcha para aclarar su papel. De momento, solo existen estudios observacionales que han observado mejora de la mortalidad en aquellos pacientes tratados con anticoagulantes.

Además de la aparición de coágulos sanguíneos, aproximadamente un 22 % de los pacientes con COVID-19 que ingresan en cuidados intensivos sufren daño renal agudo. Estas personas necesitan tratamiento para sustituir parte o la totalidad de la función de los riñones y garantizar así la eliminación de sustancias tóxicas de la sangre. Entre las diferentes opciones, las guías clínicas suelen aconsejar la terapia de reemplazo renal continuo. Esta terapia básicamente consiste en un circuito fuera del cuerpo con un filtro por donde circula la sangre para eliminar toxinas y líquidos y, posteriormente, volver al cuerpo de forma constante.

Puede que un tratamiento específico contra el coronavirus tarde en llegar, pero gracias a los diferentes tratamientos dirigidos a las complicaciones de la COVID-19 y a garantizar el soporte vital, se ha podido reducir la mortalidad. De no ser por ellos, la cifra de 483.000 muertes en el mundo por coronavirus sería muy superior en la actualidad.

https://www.eldiario.es/sociedad/supervivencia-pacientes-COVID-19-tratamientos-coronavirus_0_1041846752.html

El FMI eleva el impacto de la crisis del coronavirus con una caída del 12,8% para la economía española en 2020

El Fondo Monetario Internacional ha elevado 4,8 puntos porcentuales el impacto de la crisis del coronavirus en la economía española, de manera que la caída del PIB en 2020 llegará hasta el 12,8%, ahora bien las previsiones de recuperación en 2021 también son mayores y elevan a un 6,3% el PIB, dos puntos más que las previsiones que se hicieron en abril de este año. El efecto de la caída de la actividad en las cuentas públicas también será mayor: el déficit crece al -13.9% en 2020 y al -8.3% en 2021, mientras que la deuda pública salta al 123.8% y al 124.1% del PIB, respectivamente.

En este informe de junio el FMI no ha dado datos de desempleo, aunque en las previsiones de abril con una caída del 8% de la economía española el organismo multilateral pronosticaba que la tasa de paro subía hasta el 20,8% de la población en nuestro país en 2020 y que se reducía al 17,5% en 2021. 

En su informe titulado Una crisis como ninguna otra, una recuperación incierta, España es uno de los países desarrollados junto a Italia que más impacto sufrirá en su economía. El FMI prevé contracciones del PIB del 8% en los Estados Unidos, Japón (-5,8%); Reino Unido (-10,2%); Alemania (-7,8%) o Francia (-12,5%). Las previsiones para 2021 es que los países desarrollados vean un crecimiento de sus economías 4,8%, lo que dejará el PIB de 2021 para este grupo por debajo de su nivel de 2019.

En el informe se justifica una mayor contracción económica este año para los países desarrollados porque «ha habido un golpe más profundo a la actividad en el primer semestre del año que lo previsto, con signos de distanciamiento voluntario incluso antes de que se impusieran cierres. Esto también sugiere una recuperación más gradual en la segunda mitad ya que el miedo de contagio es probable que continúe».

En el caso de la zona euro, el FMI proyecta una contracción del PIB del 10,2% en 2020, frente al -7,5% anticipado en abril, mientras que en 2021 el PIB de la región crecerá un 6%, mejor que el 4,7% previsto anteriormente.  

El Fondo advierte de que se prevé que, por primera vez, todas las regiones experimentarán un crecimiento negativo en 2020, con lo que el crecimiento mundial será de -4,9% en 2020, 1,9 puntos porcentuales por debajo de las previsiones de abril de 2020. La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto más negativo en la actividad en el primer semestre de 2020 que los pronósticos iniciales habían calculado y se prevé que la recuperación sea más gradual de lo que se había previsto anteriormente. En 2021 se proyecta un crecimiento mundial del 5,4%.

«La pandemia de Covid-19 empujó a las economías a una Gran Reclusión, que ayudó a contener el virus y salvar vidas, pero también provocó la peor recesión desde la Gran Depresión», señala la economista jefe del FMI, Gita Gopinath. Las pérdidas acumuladas durante la crisis entre 2020 y 2021 superarán los 12 billones de dólares (10,6 billones de euros).

El organismo que dirige Kristalina Georgieva avisa de que el impacto adverso sobre los bajos ingresos es particularmente grave, lo que «pone en peligro los importantes progresos realizados en la reducción de la pobreza extrema en el mundo desde los años 90».

La previsión del organismo multilateral llega a la vez del aviso del economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Philip Lane, que ha señalado que la economía de la zona euro regresará a los niveles previos a la crisis «a finales de 2022». Lane ha apuntado que aunque ya hay síntomas de recuperación, esta será «bastante gradual» y se necesitará tiempo para que empresas y familias superen el shock provocado por la pandemia.

Ante el golpe tremendo sobre la estabilidad de las finanzas públicas por la caída de la economía y los gastos necesarios para solventar la pandemia, la economista jefa del FMI ha añadido que «esta crisis también generará desafíos a medio plazo. La deuda pública está previsto que alcance su mayor nivel con respecto al PIB desde que hay registros, tanto en países avanzados como emergentes. Los países necesitarán sendas fiscales sólidas para la consolidación a medio plazo mediante el recorte de gastos innecesarios, la ampliación de la base fiscal, la disminución de la evasión de impuestos y una mayor progresividad fiscal en algunos países».

https://www.eldiario.es/economia/FMI-impacto-crisis-economia-espanola_0_1041496345.html

La UE se plantea vetar a los turistas de EEUU, Rusia y Brasil tras la reapertura de fronteras a partir del 1 de julio

La Unión Europea estudia prohibir la entrada de personas procedentes de Estados Unidos, Rusia y Brasil incluso después de la reapertura de fronteras exteriores contemplada para el próximo 1 de julio, según un borrador de la lista al que ha tenido acceso The New York Times.

El bloque comunitario recomendó la apertura interna de fronteras entre Estados miembros y asociados a partir del 15 de junio, pero la entrada de visitantes ajenos al bloque está programada para el próximo miércoles 1 de julio.

Los países incluidos en la lista provisional de admitidos han sido seleccionados en base a una combinación de criterios epidemiológicos. El punto de referencia es la media europea de nuevas infecciones en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes. Según los datos de The New York Times esa cifra en la UE es de 16, mientras que en EEUU es de 107; en Brasil, de 190; y en Rusia, de 80.

Estados Unidos es el país con más casos detectados de todo el mundo, con más de 2,3 millones (120.771 muertes). En segundo lugar se sitúa Brasil, con más de 1,1 millones (51.271 fallecidos). Y en tercer lugar está Rusia con casi 600.000 casos y 8.349 muertes registradas, según la universidad Johns Hopkins.

Una vez que los Estados acuerden la lista definitiva, esta se presentará a principios de la semana que viene. La UE no puede forzar a los Estados miembros a aplicarla, pero según informa el periódico estadounidense, oficiales del bloque comunitario advierten que si no se cumple, podría llevar a una nueva imposición de restricciones de movimiento entre los países de la UE.

https://www.eldiario.es/internacional/UE-EEUU-Rusia-Brasil-reapertura_0_1041146936.html

Argumentarios del PP piden usar a los muertos como arma contra el Gobierno en la campaña de Euskadi y Galicia

«Una Nación que se respeta a sí misma debe empezar por ser capaz de contar a sus muertos, ayudar a sus familias y homenajearles». Esta es una de las consignas que la dirección del Partido Popular pide repetir a sus dirigentes en un argumentario enviado esta mañana a todos los cargos populares, y al que ha tenido acceso eldiario.es.

El texto, en el que se insta a utilizar a los fallecidos por la pandemia contra el Gobierno, se conoce apenas un día después de que el líder del PP, Pablo Casado, diera en Santiago de Compostela el pistoletazo de salida a la precampaña de las elecciones gallegas y vascas del próximo 12 de julio, y sostuviera que las comunidades que han registrado más muertes en residencias fueron «en las que el PP no gobernaba».

Génova explica por escrito a sus cargos internos que el PP participará «del homenaje a las víctimas» de la pandemia que tendrá lugar en Madrid en julio, aunque matiza: «Queremos saber toda la verdad. Reclamamos al Gobierno conocer la cifra real de fallecidos. Es un escándalo que el INE, el Instituto Carlos III y las funerarias señalen un desfase de varios miles con respecto a las cifras de Moncloa».

Mientras en las últimas semanas trata de mostrarse como un líder político proclive al acuerdo con el Gobierno, Casado mantiene su particular guerra contra el Gobierno por la gestión de la crisis sanitaria, después de llevar tres meses responsabilizándole en exclusiva de los muertos por la pandemia o acusándole de «mentir y perjudicar» al país.

En su último argumentario, enviado este lunes, la dirección del PP pide a sus dirigentes defender «una oposición firme y responsable que conecta con los españoles». «El PP es la única alternativa para sustituir al Gobierno radical del duopolio PSOE-Podemos (Sánchez e Iglesias) que se ha caracterizado por la mentira y la ineficacia», señala en el texto.

También se vale la dirección del PP de una encuesta publicada este mismo lunes por el diario El Mundo que sitúa al partido conservador a menos de tres puntos del PSOE en intención de voto, lo cual, para Génova 13, supone que los populares están «prácticamente en un empate técnico con el PSOE».

«La política propositiva, responsable y moderada de Casado tendiendo la mano a acuerdos y ofreciendo hasta cuatro pactos a Pedro Sánchez para superar la pandemia (pacto Cajal por la Sanidad, una comisión en el Senado para evaluar la atención social, una oficina de víctimas del covid-19 y una plan de choque económico) son la mejor fórmula para superar la crisis. Nuestra lealtad, como siempre hemos dicho, es con los españoles», insiste el argumentario.

Coincidiendo con la nueva estrategia de Casado, que ha llevado a la Unión Europea su particular guerra contra el Gobierno tratando de erosionar la percepción sobre la gestión del coronavirus realizada en España y buscando condicionar las ayudas europeas que reciba el país, el PP señala en el texto enviado a sus cargos que actúa «en defensa de los intereses nacionales en la UE».

«Pedimos que las ayudas europeas, que han sido lideradas por el Partido Popular Europeo, se administren bien. Deben ir destinadas a los más afectados por el Covid y a inversiones que generen crecimiento sostenido. Además, pedimos que se bajen los impuestos, como llevamos reclamando un mes y ahora ha hecho Alemania, para evitar la quiebra de más empresas y autónomos, y que se siga destruyendo empleo», zanja la dirección del PP.

https://www.eldiario.es/politica/Argumentarios-PP-Gobierno-Euskadi-Galicia_0_1040796254.html

Pedro Sánchez responde a Ayuso por carta que ya hay medidas consensuadas con la Unión Europea para la apertura de aeropuertos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, envió este miércoles una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solicitando una reunión para abordar un ‘plan Barajas’ ante la inminente apertura de las fronteras y Ayuso ya tiene respuesta. Sánchez ha remitido otra carta de vuelta a la presidenta madrileña a la que ha recordado que España ya cuenta con un protocolo consensuado con el resto de estados miembros en la Unión Europea.

El presidente del Gobierno recuerda a Ayuso que el próximo 21 de junio las fronteras se abrirán solo para el espacio Schengen, eso incluye a los países de la Unión europea, «donde la situación epidemiológica es similar a la española». A partir del 1 de julio cuando se abrirá al resto de países, Pedro Sánchez informa de que esa apertura estará «coordinada» con los socios de la Unión Europea.

«Esta apertura será coordinada con nuestros socios de la Unión mediante un ‘listado común’ basado en las restricciones establecidas de manera conjunta para estos terceros países», asegura el presidente del Gobierno en su misiva dirigida a la presidenta madrileña. «Para poder tomar tierra en cualquiera de los aeropuertos designados como Puntos de entrada con capacidad de atención a Emergencias de Salud Pública de Importancia internacional, deberán acreditar como requisito imprescindible que la situación epidemiológica de su origen sea análoga o mejor que la de la UE», añade Sánchez.

El presidente del Gobierno subraya además, ante la preocupación de la regidora madrileña por los vuelos procedentes de países donde la pandemia aún golpea con virulencia, que esos vuelos a día de hoy, y hasta el 1 de julio, «están prohibidos» salvo por motivos de repatriación o rescate y por tanto todavía representan «un número muy reducido de viajeros».

Ayuso solicitó en su carta del miércoles un ‘plan Barajas’ entre las dos administraciones y pedía además que se requiriesen test PCR a los turistas en su país de origen para poder viajar a España. Sánchez recuerda que ya hay medidas implementadas y que se va a reforzar la plantilla.

Entre esas medidas, Sánchez subraya el refuerzo de los servicios de Sanidad Exterior de cara al domingo 21 de junio, cuando decae el estado de alarma y se abren las fronteras. Un centenar de personas servirá de apoyo al personal sanitario encargado de vigilar a los pasajeros que lleguen a nuestras fronteras para intentar evitar que entren casos de COVID–19, recuerda Sánchez. También que en todo momento se pide la localización de los viajeros y se les toma la temperatura a su llegada. 

Sánchez concluye su misiva a la presidenta regional pidiendo lealtad: «Confío en que, con estas medidas y la colaboración leal entre todas las administraciones, conseguiremos alcanzar una situación de normalidad que ofrezca, tanto a nuestros conciudadanos como a todos aquellos que nos visiten, la garantía de seguridad y de tranquilidad con respecto al virus».

https://www.eldiario.es/politica/Pedro-Sanchez-Ayuso-Union-Europea_0_1039747102.html

El Ministerio de Sanidad registra 48 contagios de coronavirus en las últimas 24 horas en toda España

El Ministerio de Sanidad ha hecho públicos los datos de contagios de COVID-19 en España a partir de lo aportado por las comunidades autónomas. Las últimas 24 horas han sido confirmadas 48 personas, según su informe. La comunidad con más casos es Madrid, donde se contabilizan 12; en la Comunidad Valenciana, 8, y en Catalunya, 7. Las 48 infecciones son menos de la mitad de las registradas ayer sábado, cuando fueron 130, pero ya desde el inicio de la pandemia se advierte del ‘efecto fin de semana’: las cifras pueden ser más bajas en sábado, domingo y lunes por contarse con menos recursos que entre semana para el conteo.

La cifra de personas fallecidas sigue desde hace más de una semana congelada en 27.136. Sanidad recoge que han muerto 26 personas en los últimos 7 días: 6 en Madrid, 4 en Castilla y León, 3 en Euskadi, Castilla-La Mancha y Asturias, 2 en Catalunya y 1 en Andalucía, Aragón, Comunidad Valenciana, Extremadura y Murcia.

El Ministerio cuenta, desde que comenzó la crisis, un total de 243.928 contagios de coronavirus en España. Son 323 más del total que sumaba ayer, aunque a las últimas 24 horas solo se asignen 48. El resto corresponden a casos diagnosticados en fechas anteriores que aún no se habían añadido. Esto sucede porque, aunque las comunidades den su cifra de contagios con notificación del último día, se están haciendo reajustes de los datos, incorporando constantemente infecciones asociadas a fechas pasadas que ya no salen en el saldo diario. Los 48 contagios confirmados de las últimas 24 horas implican una tendencia a la baja respecto a la semana pasada, puesto que el domingo pasado fueron 102; aunque a la suma total, el domingo pasado se añadieron menos de esos 323 de hoy, fueron 240.

Este domingo es el último antes del fin del estado de alarma en España, decretado el pasado 14 de marzo para imponer el aislamiento obligatorio de la población, restringir los desplazamientos y prevenir así el contagio de la COVID-19. Mañana, Galicia inaugurará la llamada ‘nueva normalidad’: su gobierno decidió dar por completada la desescalada del confinamiento tras una semana en la fase 3, y acogerse ya a las normas establecidas en el real decreto del gobierno para esa etapa, aún no aprobado por el Congreso, y a las que dicten las propias autonomías. Galicia no ha reportado ningún contagio en las últimas 24 horas en todo su territorio.

El día 21 de junio decaerá el estado de alarma y entrará el resto de España en la ‘nueva normalidad’, también las zonas que no hayan completado la transición, y todas las autonomías recuperarán todas sus competencias en materia de sanidad. Más de la mitad de las áreas de salud que conforman el país han pasado ya a fase 3, todas menos Madrid, Barcelona, Lleida y parte de Castilla y Léon. La ‘nueva normalidad’ durará hasta que el virus SARS-CoV-2 esté controlado por una vacuna o un tratamiento muy eficaz, y así lo certifiquen los organismos internacionales, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, y las comunidades autónomas. Las previsiones más optimistas calculan, al menos, un año.

El presidente Pedro Sánchez ha comparecido ante la prensa este domingo, como ha hecho cada fin de semana desde el del 14 de marzo. Sánchez ha admitido que los datos de la desescalada y de la evolución de la pandemia en España son «mucho mejores de lo que yo inicialmente esperaba», «francamente positivos, un éxito». También ha anunciado que la reapertura de las fronteras españolas con países europeos del espacio Schengen se adelanta al 21 de junio, y para terceros países que la Comisión Europea determine como «seguros» –y también para Portugal– será el 1 de julio. Esos días también se levantará la cuarentena de 14 días impuesta para viajeros.

La reapertura de fronteras será un momento «crítico», ha reconocido también Sánchez, porque puede suponer casos importados de coronavirus en España, a través de personas infectadas que vengan de otros países. Para prevenirlo se reforzarán los protocolos de Sanidad Exterior, ha defendido. La pandemia es este 14 de junio «15 veces más feroz que cuando decretamos el estado de alarma» el 14 de marzo, hace justo 3 meses: aquel día hubo 10.000 nuevos casos de COVID-19 y 500 muertes en todo el mundo, y ayer 150.000 casos y 5.000 muertes. Lo más duro de la crisis sanitaria ya no lo atraviesa en estos momentos Europa, como entonces, sino América del Norte y América del Sur. Pero mostrando esas cifras Sánchez ha pedido «no olvidar» que «la amenaza del virus no ha desaparecido», y que el riesgo de una segunda ola existe y puede haber rebrotes en cualquier momento.

Este mismo domingo, el Ministerio de Sanidad ha hecho un nuevo balance del número de diagnósticos realizados en lo que llevamos de pandemia. También citando datos de las comunidades, aseguran que en nuestro país se han hecho 3.061.738 pruebas PCR y 1.764.778 de test rápidos; en total, desde enero, 4.826.516 diagnósticos de COVID-19.

https://www.eldiario.es/sociedad/Ministerio-Sanidad-contagios-coronavirus-Espana_0_1037996563.html

Ñ de Ñapa © 2018