Etiqueta: contagios

Sanidad registra 84 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, 32 de ellos en Andalucía

El Ministerio de Sanidad ha informado este lunes de 84 nuevos contagios de coronavirus confirmados en las últimas 24 de ellos. La cifra supone un descenso respecto a los días anteriores, cuando se registraron 118 y 191 casos, aunque puede deberse a retrasos en los registros del fin de semana.

La mayoría de los nuevos casos se han registrado en Andalucía. En esta comunidad se han contabilizado en las últimas 24 horas 32 nuevos contagios, en parte, por varios brotes localizados este fin de semana. 

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado este lunes que Sanidad contabiliza 11 brotes activos en España. «Se centran en dos provincias», ha apuntado, «Huesca y Lleida», por «los brotes entre temporeros» y la «búsqueda» más intensa que se ha dado «alrededor de ellos», aunque lo considera «un número relativamente controlado de casos». 

Aragón, que este domingo registró 48 nuevos casos, ha sumado este lunes 15 nuevos infectados con coronavirus en las últimas 24 horas; Catalunya, 11; Castilla La Mancha registra seis; Galicia, Madrid, Navarra y Murcia, cuatro cada una; Castilla y León contabiliza dos casos; y Cantabria y Comunitat Valenciana suman uno.

El ministerio de Sanidad ha registrado también tres nuevos fallecidos con COVID-19, hasta un total de 28.346. Doce personas han muerto en los últimos siete días. En ese mismo periodo de tiempo, 137 personas han requerido hospitalización y 15 han sido ingresadas en unidad de cuidados intensivos. 

Por el momento, Asturias es la única comunidad en la que no se han diagnosticado casos en los últimos 14 días, junto a la ciudad autónoma de Ceuta. 

https://www.eldiario.es/sociedad/Sanidad-registra-coronavirus-ultimas-Andalucia_0_1043246289.html

Las pruebas PCR de detección de la COVID-19 bajan un 27% de media en toda España, con grandes diferencias por CCAA

Las pruebas PCR para detección de la COVID-19, que indican si se tiene el virus en el momento de la prueba, han caído un 27% en España entre el 28 de mayo y el 18 de junio. En aquella semana, las comunidades autónomas notificaron al Ministerio de Sanidad que se habían hecho 314.000 test PCR para diagnosticar la infección por SARS-CoV-2, frente a las 228.000 de la última semana.

Estos test son una forma bastante fiable, con sus limitaciones, de comprobar la existencia de enfermedades infecciosas. Los PCR se utilizan para identificar a las personas que están infectadas por el virus (tengan o no síntomas) y han sido claves al comienzo de la pandemia. Hasta ahora, ha sido la prueba más utilizada para confirmar los casos de  en España y otros países. Es la que da menor cantidad de falsos positivos y falsos negativos y está recomendada por autoridades sanitarias como la OMS.

Según este organismo, entre un 3 y un 12% de las pruebas que se hacen en España salen positivas. «Mientras el porcentaje de positivos sea pequeño, aunque hagamos menos PCR que hace un mes, es suficiente», asegura Mario Fontán, coordinador de Ares, Asociación de Residentes (MIR) de Medicina Preventiva y Salud Pública. Contrapone el caso de Brasil, donde la mitad de las pruebas salen positivas y «eso te da idea de que no están haciendo suficientes».

Si se desciende por comunidades autónomas para medir este parámetro, y se comparan las pruebas PCR realizadas entre el 4 y el 18 de junio y el número de casos diagnosticados en esa fecha según el informe del Ministerio de Sanidad, Madrid (seguido por Castilla-La Mancha y Catalunya) estarían en un extremo –se detectó un caso por cada 60 pruebas– y al otro Asturias, donde hubo 1.466 pruebas por cada caso detectado.

Hay que tener en cuenta que las cifras se refieren a pruebas realizadas y no a personas analizadas. Es decir, que una persona ha podido ser testada varias veces desde el inicio de la epidemia. Además, hay que tener en cuenta que los criterios para realizar pruebas han cambiado durante el transcurso de la emergencia sanitaria.

En todo caso, al portavoz de la Sociedad Española de Microbiología, Benito Almirante, la bajada de test no le parece «un motivo de preocupación, sino de satisfacción». A su juicio, en estos momentos se realizan todas las pruebas PCR necesarias, sin ninguna limitación, y por tanto, si se hacen menos es porque hay menos casos sospechosos en los que los protocolos indiquen que debe hacerse el test. Almirante hace hincapié en factores como una menor incidencia de enfermedades respiratorias con síntomas compatibles con la COVID-19 por la cercanía del verano, o en que la vuelta a la movilidad puede permitir que si se sufre un problema de salud se trate en otra zona. 

Disponer de «suficiente» capacidad de hacer pruebas PCR a la población ante un aumento de la incidencia de coronavirus ha sido uno de los principales criterios que Sanidad ha tenido en cuenta para permitir avanzar a los territorios en la desescalada durante el estado de alarma.

El ministro Salvador Illa ha señalado este jueves en el Congreso que «los servicios de salud de las comunidades autónomas deben garantizar la realización de PCR a todos los casos sospechosos, tan pronto como sea posible desde la aparición de los síntomas para garantizar la detección precoz». Además, ha anunciado que se ampliarán las pruebas PCR a los contactos directos de personas infectadas, incluso aunque no tengan síntomas, algo que ya se hace en algunas CCAA.

El siguiente gráfico muestra la variación en el número de pruebas realizadas en cada comunidad autónoma respecto a las que se hicieron en la última semana de mayo. Las cifras están ajustadas a la población de cada autonomía.

Aunque la caída en el total de las comunidades ha sido del 27%, se observan diferencias notables por comunidades autónomas. Así, las comunidades en las que baja el número más son Castilla-La Mancha (-66,9%), Comunidad de Madrid (-51,6%) y Comunidad Valenciana (-31,3%). Del otro lado se sitúan Canarias (53%), País Vasco (30%) y Extremadura (11%). En la ciudad autónoma de Melilla es donde la diferencia es más importantes (113% más).

Las explicaciones que ofrece cada una de estas comunidades sobre esta variación en los datos son diversas. En el caso de Castilla-La Mancha, fuentes de la consejería de Sanidad explican que se debe también a que han adquirido cinco nuevas máquinas que realizan otro tipo de test, los TMA. Estas pruebas son mucho más rápidas que los PCR, ya que las primeras dan resultado en 10–15 minutos y las segundas tardan varias horas, aseguran.

Tras Castilla-La Mancha, Madrid es la siguiente comunidad donde más han caído las pruebas PCR. Consultada la Consejería de Sanidad, aluden a una menor cantidad de casos de COVID-19, y a otros factores que no detallan. El 29 de mayo (datos hasta el 28) la Comunidad de Madrid remitió al Ministerio 594 casos en la última semana y 1.600 en 14 días. En el informe del 19 de junio (datos hasta el 18), remitió 501 casos en 7 días (15,66% menos) y 1.234 en últimas dos semanas (22,88% menos).

Por su parte, la Comunitat Valenciana recuerda que la estrategia de vigilancia y control vigente en la actualidad en España y publicada en la web del Ministerio explica que deben hacerse PCR a todas aquellas personas que presenten síntomas respiratorios, y que en la actualidad el número de pruebas se realiza en más del 95% de los casos leves y en el 100% de los casos que cumplen criterios de hospitalización.

«En la Comunitat Valenciana estamos observando una tendencia decreciente en la demanda asistencial por síntomas respiratorios, lo que explica que el número de PCR realizadas sea menor», aseguran.

Alberto García-Basteiro, investigador en epidemiología de Hospital Clínico de Barcelona, lo interpreta también como un menor número de PCR indicadas, tanto por caída de casos como por la cercanía del verano. «No quiere decir necesariamente que haya menos capacidad diagnóstica, sino que han bajado las personas elegibles aunque hayan aumentado los criterios», ya que en marzo solo se hacían a los enfermos graves.

Las CCAA en las que más suben las pruebas: Canarias, País Vasco, Extremadura

Al otro lado, hay algunas comunidades donde los test PCR han subido en el último mes, singularmente en Canarias (53%). Fuentes de la consejería de Sanidad lo achacan al incremento en la capacidad de análisis con un programa en todos los hospitales y con la compra y la incorporación de nuevos robots, así como al incremento en el sistema de sospechosos y rastreos.

«Necesitamos multiplicar el sistema para prepararnos ante la llegada del turismo y tener mucha capacidad de análisis por una parte y por otra mantener los buenos niveles de control de la enfermedad», asegura a eldiario.es el Gobierno canario. Desde el inicio de la pandemia hacen test PCR a todos los contactos estrechos de los positivos.

Lo que sí está claro es que hay grandes diferencias entre las comunidades en el testeo a su población. Las comunidades del norte, como La Rioja, Euskadi, Navarra o Asturias, han realizado 10 pruebas por cada 100 habitantes. Por el contrario, regiones como Andalucía o Murcia han efectuado 3 PCR por cada 100 habitantes.

Por su parte, el País Vasco achaca el aumento de un 30% en los test a los focos detectados en los hospitales (ha habido casos en Basurto y Txagorritxu). «Se están haciendo cribados constantemente a los profesionales. Y por supuesto se hace PCR a pacientes que comparten planta con profesionales o pacientes que han dado positivo y a visitas que han sido contacto estrecho», explican fuentes de la Consejería.

Añaden que el rastreo es constante, no solo en el ámbito hospitalario, sino en cualquiera que pueda haber una acumulación de casos. Como ejemplo detallan que en la residencia Siervas de Jesús, donde ha habido siete contagios originados por una persona que había visitado Basurto, se les va a hacer hasta tres PCR a cada residente o profesional (108 personas), lo que hacen 324 PCR en total.

Por otro lado, también han aumentado las PCR que se le realiza a la población en general. Desde que a mediados de mayo se puso en marcha el Plan de Vigilancia de Osakidetza, se hacen PCR a todas las personas que presentan síntomas compatibles con COVID así como a todos los contactos estrechos de personas que han sido positivo.

En el caso de Extremadura, donde suben un 11% los test, explican que han aumentado su capacidad y que se hacen test a todos los sospechosos y a sus contactos.

https://www.eldiario.es/sociedad/PCR-Espana-Castilla-La-Comunidad-Valenciana_0_1041496198.html

Diez de los países más afectados por la pandemia se exponen a una segunda ola tras relajar las medidas de confinamiento

De los 45 países más afectados por la pandemia del coronavirus, 21 han relajado las medidas restrictivas para contenerla. En ese grupo de estados que han empezado la desescalada, hasta 10 países sufren actualmente un aumento alarmante en la cifra de nuevos contagios diarios, según un análisis de los datos del coronavirus llevado a cabo por The Guardian y un equipo de la Universidad de Oxford que rastrea la respuestas al virus que ha puesto en marcha cada Gobierno.

Con el mayor aumento de casos desde abril, Estados Unidos es uno de estos 10 países. También Irán, Alemania y Suiza. En los dos últimos, el factor de reproducción del coronavirus (R) ha superado esta semana el uno. Una reacción menos contundente a la pandemia está dando lugar a que el número de casos en estos países aumente de semana a semana y coloca a cada uno de ellos frente al riesgo de una segunda ola.

Entre los países más afectados donde aún rigen estrictas medidas de confinamiento, hay nueve con aumentos en el número de casos y tres informan de un aplanamiento en la curva.

Los expertos advierten de la posibilidad de una segunda ola de coronavirus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado en los últimos días que estamos ante un aumento récord en los casos de coronavirus a nivel mundial, pero muchos países, enfrentados a una difícil situación social por el confinamiento, están optando por reabrir la actividad económica.

«Relajados» y con contagios en alza

Un país es clasificado como «relajado» cuando su índice de severidad de las medidas según el sistema de rastreo de la Universidad de Oxford arroja un valor inferior a 70 sobre 100. Para elaborar el índice se tienen en cuenta las campañas de información pública, las medidas de contención y las de confinamiento.

Después de que un brote en un matadero obligara a dos distritos de Alemania a volver a las medidas de confinamiento, el factor de reproducción del coronavirus en el país saltó a casi tres a principios de esta semana. El rebrote se produce después de que el grado de severidad de las medidas adoptadas por Alemania haya pasado de 73, a principios de mayo, a un valor de 50 antes del nuevo brote.

Mientras que en Alemania el aumento en el número total de contagiados sigue siendo reducido y localizado, Irán y Arabia Saudí están experimentando un notable repunte tras la relajación del confinamiento.

Irán comenzó a registrar un segundo pico a medida que aflojaba sus medidas de cierre durante el mes de mayo. Las autoridades sugirieron que el aumento podía deberse al mayor número de pruebas, pero la proporción de pruebas con resultado positivo también aumentó, lo que implica que el virus ha vuelto a propagarse entre la población.

En EEUU bajó el grado de control en junio cuando varios gobernadores estatales decidieron relajar las medidas de confinamiento. Se produjeron brotes locales, con los nuevos casos aumentando en torno al 25% comparado con la semana anterior.

Tal y como explica Thomas Hale, que dirige la investigación que rastrea las respuestas al coronavirus de diferentes Gobiernos en la Universidad de Oxford, «los países de Asia y Europa que fueron golpeados primero y lograron contener los casos, han salido más rápidamente del encierro». «También hemos visto a países saliendo rápidamente de las medidas de confinamiento cuando el coste económico es demasiado grande, como por ejemplo India. Muchos países están saliendo del bloqueo antes de cumplir con las condiciones recomendadas por la OMS, como demuestran nuestros listados de verificación de puntos», dice Hale, que es profesor asociado de Políticas Públicas en la Escuela de Gobierno Blavatnik.

Relajando pero mejorando

Hay señales positivas en otros países donde está bajando el número de casos a pesar de que las restricciones son ya menos estrictas. En 11 de los 45 países más afectados el grado de control está por debajo del promedio de 70 puntos que establece la Universidad de Oxford y el número de contagios sigue cayendo. Entre ellos figuran España e Italia, que impusieron fuertes medidas de confinamiento tras sufrir la primera ola, así como Bielorrusia, que no fue tan estricta con el cierre.

Italia y España han sufrido entre los dos casi medio millón de casos y 62.000 muertes. Los dos países han relajado considerablemente las medidas de confinamiento y, sin embargo, registran una disminución superior al 25% en el número semanal de casos nuevos.

Pese a la mejora semanal, los expertos piden mantener la cautela. «Hemos visto algunas subidas en EEUU, como la del estado de Arizona, que había estabilizado las tasas de contagio y hasta logrado pequeños descensos desde el máximo», sostiene Martin McKee, profesor de salud pública europea en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. «Irán también está experimentando lo que parece ser un segundo pico, aunque hay un debate en marcha por la incidencia que haya podido tener en este número el incremento de pruebas», añade.

En opinión de McKee, «flexibilizar las restricciones puede hacerse de forma segura siempre y cuando la incidencia en los contagios se haya reducido a niveles muy bajos».

Precavidos pero con casos en aumento

En 7 de los 45 países que han registrado más de 25.000 contagios de coronavirus las medidas de confinamiento continúan (con valores de entre 70 y 80 en el índice) y los casos no paran de subir. Este grupo incluye a Brasil, con el segundo número de contagios más alto del mundo por detrás de Estados Unidos.

Aunque la retórica del presidente Bolsonaro no es nada prudente, hasta el punto de que un juez ha tenido que obligarle a emplear mascarillas en público, la puntuación del país en el índice de rigor es relativamente alta porque los gobernadores estatales han mantenido algunas de las políticas de confinamiento.

A pesar de que el número de casos aumentó en Brasil a un ritmo del 17,5% semanal, su índice de severidad en las medidas disminuyó levemente en junio, cuando los gobernadores relajaron las medidas de cierre para estimular a la frágil economía. A la decisión le siguió un aumento en el número de casos.

Cautelosos y con contagios en retroceso

Otros 5 países casi no han variado su índice de control pero están viendo cómo la política da sus frutos con una disminución semanal en el número de nuevos casos. Son Afganistán, Irlanda, Reino Unido, México y Rusia.

A principios de mayo el valor de Reino Unido en el índice era de 76 y hoy es de 73. A principios de junio se relajaron las medidas de distanciamiento social, pero para equilibrar se mantuvo la cuarentena en las llegadas internacionales. Esta semana hubo un retroceso de 11,4% en el número de nuevos casos, lo que demuestra que la relajación en las medidas de confinamiento no está provocando aún ningún signo de una posible segunda ola.

Confinamientos que aplanan curvas

En América Latina y Oriente Medio hay varios países donde continúan en vigor severas restricciones, con índices que superan el valor de 80. En Ecuador, Catar y Perú, gracias a esas medidas se están aplanando notablemente las curvas, no sin dificultades.

El número de casos nuevos en Perú y Catar ha disminuido en más del 25% con relación a la semana anterior. Los dos países han tenido que enfrentarse a brotes importantes, pero es posible que empiecen a relajar las restricciones si mantienen la tendencia positiva.

Aumentando a pesar del confinamiento

Más preocupante es la situación en 9 países, muy afectados y con duras medidas de confinamiento, donde sigue creciendo el número de casos. Tres de ellos se encuentran en América del Sur, designada por la OMS a finales de mayo como el foco internacional de la pandemia. Bolivia, Argentina y Colombia están en medio de la primera ola de contagios. Argentina aplicó medidas de confinamiento a principios de la pandemia y fue elogiada como una historia de éxito en América del Sur porque durante marzo y abril los casos se mantuvieron estables. Pero después de abrirse ligeramente a finales de abril y principios de mayo, los contagios se multiplicaron por más de cuatro a medida que el coronavirus se expandía por el país.

La doctora Andrea Ammon, directora del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), afirmaba recientemente que las características del virus, los bajos niveles de inmunidad entre la población y las aún altas tasas de circulación del virus implican que los países tendrían que ser «realistas». «No es el momento de relajarse completamente», advirtió.

Según el profesor Hale, «las políticas de cierre y contención han demostrado ser esenciales para romper la cadena de contagios y frenar la propagación de la enfermedad». «Estas costosas medidas permiten a los gobiernos ganar tiempo para poner en marcha políticas de pruebas y de seguimiento, así como aumentar la capacidad de atención sanitaria y otras políticas necesarias para gestionar la enfermedad a largo plazo».

En su opinión, la pregunta clave es cómo han utilizado los gobiernos el tiempo que han comprado a un coste enorme: «Si los gobiernos hacen retroceder las medidas demasiado rápido, sin haber puesto en marcha políticas de protección, es probable que se arriesguen a una segunda ola de casos».

Traducido por Francisco de Zárate

https://www.eldiario.es/theguardian/segunda-coincidiendo-relajacion-medidas-confinamiento_0_1042196646.html

Las muertes diarias con coronavirus repuntan hasta las 176 y España suma 426 nuevos contagios

España ha registrado 176 fallecimientos de personas con coronavirus en el último día, 26.920 en total desde que comenzó la crisis sanitaria. Estos dos últimos días, el Ministerio de Sanidad informó de las cifras más bajas desde el 18 de marzo −123 el lunes y 143 el domingo− y desde el pasado viernes no se registra ningún día con más de 200 fallecimientos. Los incrementos de los martes suelen estar asociados a los habituales retrasos vinculados a las notificaciones de los fines de semana. 

Los contagios han ascendido ligeramente, con 426 nuevos casos diagnosticados con PCR en 24 horas frente a 373 de ayer lunes. El total es de 228.030, con la Comunidad de Madrid, Catalunya y Andalucía realizando cambios en su serie histórica. En concreto, Andalucía ha revisado sus casos confirmados por PCR y hoy figuran 48 menos.  Si se suman las personas que han dado positivo en test de anticuerpos, incluidas las que no han tenido síntomas, el número total de casos se ha elevado a 269.520.

En cuanto a las recuperaciones, Sanidad ha comunicado 1.841 nuevas y la cifra total ha ascendido a 138.980. Las infecciones resueltas incluyen los enfermos de COVID-19 dados de alta y personas a las que se le ha realizado una prueba serológica pero no se ha podido evidenciar el momento en el que contrajeron la enfermedad.

Incremento de hospitalizaciones

El número de hospitalizaciones ha sufrido un gran incremento: 513 personas han necesitado ingresar en el hospital en las últimas 24 horas, mientras el dato de ayer era de 257. Es el dato más alto desde hace cuatro días y se concentra sobre todo en Catalunya (318) y, en menor medida, en la Comunidad de Madrid (85).

Los ingresos en UCI se han mantenido en un nivel similar, con 24 casos nuevos en un día frente a los 20 de ayer. Andalucía, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Catalunya, Extremadura, Galicia, Murcia, Navarra, La Rioja, Ceuta y Melilla no han informado de ninguno. La Comunidad de Madrid ha comunicado 14 casos y Castilla-La Mancha 5.

Capacidad de detección precoz

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado este martes que «lo importante en estos momentos empieza a ser la capacidad de detección precoz del sistema» de casos de coronavirus. En su comparecencia diaria, Simón ha indicado que «las comunidades autónomas van a ir adaptando sus sistemas para poder informar de todos los datos que nos permitan valorar la capacidad de detección precoz».

Para ello, las comunidades autónomas cuentan con una nueva orden de vigilancia, publicada este martes en el BOE, que indica qué «información nueva» deberán aportar para «estar seguros de que lo estamos detectando todo y a tiempo». Entre la información que se pedirá está detallar los contactos de los casos y los sospechosos detectados en atención primaria y en hospitales. En concreto, ha insistido en «la capacidad de notificar rápidamente todos estos casos es fundamental» y ha comprometido un «esfuerzo para detectar cualquier otra señal de riesgo que pueda haber». «Los sistemas de vigilancia son diferentes al principio, durante la fase álgida de la epidemia y al final» de la misma, ha explicado.

La entrada en la fase 1 de la mitad de la población española, con la reapertura de establecimientos, las primeras reuniones en terrazas de bares o domicilios y los primeros desplazamientos entre localidades de una misma provincia, transcurrió ayer en medio de la insistencia de las autoridades sanitarias para que se redoble la vigilancia ante posibles rebrotes como los de últimos días en Corea del Sur y en Alemania y el de este mismo lunes en Wuhan, epicentro del nuevo coronavirus en China.

La Comunidad de Madrid ha vuelto a plantear su solicitud al considerar que se cumplen los requisitos “con todas las garantías”, según ha afirmado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. También Andalucía, donde las provincias de Málaga y Granada no han podido avanzar de fase, insiste en que cumple los requisitos.

https://www.eldiario.es/sociedad/muertes-espana-coronavirus_0_1026447393.html

La cifra diaria de muertes con coronavirus baja de las 300 por primera vez en un mes al registrar 288 fallecidos en las últimas 24 horas

En las últimas 24 horas se han registrado 288 muertes de personas con coronavirus en España. Según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, en este periodo también se han confirmado 1.729 casos diagnosticados por PCR y 3.024 curados. En total, desde el inicio de la pandemia se han contabilizado 23.190 fallecidos y 207.634 contagios confirmados por PCR. El número de casos registrados es mayor si se suman los confirmados mediante test de anticuerpos, pero Sanidad no ha informado este domingo de ese dato por el momento.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha destacado que «por primera vez» desde el 20 de marzo el número de personas muertas con COVID-19 se sitúa «por debajo de los 300». «Dato que nos indica una evolución clara favorable de la epidemia», ha incidido en el balance diario que realizan las autoridades sanitarias.

«Se han detectado 1729 nuevos casos. Hemos bajado del uno por ciento de incremento diario, estamos en 0,8% y estamos en unos números que no veíamos desde hacía muchas semanas», ha añadido Simón. Por su parte, el porcentaje de incremento en el total de fallecimientos se sitúa en el 1,26%.

Simón también se ha pronunciado sobre las «medidas de alivio» del confinamiento que han empezado este domingo con la autorización de las salidas de niños y jóvenes menores de 14 años, el portavoz del Ministerio ha asegurado que «aplaude que el Gobierno» haya tomando esta decisión y también la anunciada este sábado por el presidente Pedro Sánchez de salir a hacer ejercicio si la evolución de la COVID-19 es favorable. Preguntado por esta posibilidad, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha aclarado que esta posibilidad se convertirá en una realidad si se mantiente la tendencia actual. 

https://www.eldiario.es/sociedad/muertes-coronavirus-Espana-primera-registrando_0_1020847969.html

La cifra diaria de muertes con coronavirus baja de los 400 por primera vez en un mes y los casos totales superan los 200.000

En las últimas 24 horas han fallecido 399 personas con coronavirus en España. Es la cifra más baja desde el 22 de marzo −ese día fueron 394− y se marca así otro mínimo después del dato del domingo, cuando se contabilizaron 410 decesos. Las muertes desde el inicio de la emergencia sanitaria han ascendido a 20.852, según la información del Ministerio de Sanidad de este lunes.

En el último día hay 4.266 nuevos contagios detectados. El número de casos desde el inicio de la pandemia ha superado los 200.000: según Sanidad, se han alcanzado 200.210 en todo el país. La velocidad de contagio continúa su reducción. El incremento con respecto al día anterior es del 2,18%, similar a la del fin de semana. 

Se han recuperado 80.587 pacientes, lo que supone 3.230 nuevas altas entre el domingo y lunes. De ellas, 449 se han producido en la Comunidad de Madrid, según explicó esta mañana el vicepresidente autonómico, Ignacio Aguado. Las personas que se han curado de coronavirus representan el 40,25% del total de los casos.

Debe tenerse en cuenta, además, que los fines de semana se producen retrasos en las comunicaciones por parte de las comunidades autónomas. Las autoridades sanitarias han explicado en jornadas anteriores que este es el motivo de que se experimenten cifras más bajas durante el fin de semana y exista un ‘repunte’ los martes.

https://www.eldiario.es/sociedad/muertes-coronavirus_0_1018398630.html

La cifra diaria de fallecidos con coronavirus repunta hasta los 567 en 24 horas mientras se siguen reduciendo los nuevos contagios

España ha alcanzado los 18.056 fallecimientos de personas con coronavirus, tras registrarse 567 en las últimas 24 horas, según el último balance del Ministerio de Sanidad. Supone un repunte con respecto a las cifras del lunes, cuando se contabilizaron 517.

Continúa una reducción en el incremento de nuevos contagios: la cifra de casos totales se ha elevado este martes a 172.541, con 3.045 contagios nuevos, el dato más bajo desde el pasado 20 de marzo. Este lunes se había marcado el anterior dato más bajo desde el 20 de marzo, con 3.477 nuevos positivos.

El 39% de los casos ya se han curado. Han sido dadas de alta 67.504 personas en todo el país, lo que supone que 2.777 pacientes se han recuperado en las últimas 24 horas.

Los martes suele producirse un repunte en los casos por el llamado «efecto fin de semana»: el retraso en las notificaciones por parte de las comunidades autónomas. Esta semana, a este fenómeno podrían sumarse los festivos de Semana Santa, que en algunas comunidades incluían este lunes.

«Hay una tendencia descendente en fallecimientos, lo cual obviamente nos dan algunas esperanzas, pero lo cierto es que siguen siendo cifras que tenemos que reducir lo antes posible», ha señalado en rueda de prensa Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, reincorporado tras superar el coronavirus.

El epidemiólogo ha explicado que, en el caso de las UCI y nuevas hospitalizaciones, el incremento con respecto a ayer lunes es del 2%. Las camas UCI, pese a que están «mejor» que la semana pasada, siguen estando «en situación de alto estrés», ha reconocido.

El objetivo: doblegar la curva

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha dicho este lunes que “el objetivo de esta semana es consolidar la segunda etapa y doblegar la curva”, al tiempo que ha hecho un llamamiento a la responsabilidad individual tras la decisión del Gobierno de la vuelta al trabajo de empleados de sectores industriales no esenciales y de la construcción.

Esa vuelta al ámbito laboral arrancó primero en nueve comunidades autónomas, al ser festivo en el resto, con dudas todavía sobre la protección de los trabajadores ante las recomendaciones de Sanidad para evitar la propagación del virus y que no se quiebre su tendencia descendente. Esa tendencia se trata de confirmar ahora con los datos de los próximos siete días.

https://www.eldiario.es/sociedad/muertes-coronavirus_0_1016648364.html

Cuatro claves para entender por qué el coronavirus se está extendiendo por el mundo

En estos momentos, ya hay más de 179.000 casos confirmados de COVID-19 y más de 7.000 fallecidos por esta causa en todo el mundo. Cuando el brote apareció en China el diciembre pasado, pocos imaginaban que el virus SARS-CoV-2 llegaría a traspasar las fronteras y a difundirse por la Tierra en tan solo unos meses, provocando una pandemia. De los 195 países que existen en el mundo, el nuevo coronavirus ya ha conseguido llegar a 162 y los pronósticos anticipan que se extienda todavía más. De hecho, diversos expertos en Salud Pública predicen que entre el 40 y el 80 % de la población mundial podría infectarse por este microorganismo durante este año.

Paradójicamente, el nuevo coronavirus no es especialmente eficiente en el contagio entre personas comparado con otros virus. La Organización Mundial de la Salud estima que el ritmo reproductivo básico (R0) del coronavirus se encuentra entre 1,4 y 2,5. Es decir, una persona infectada por este virus lo transmite, de media, a entre 1,4 y 2,5 personas. Comparado con la gripe común (R0 de 1,3), el nuevo coronavirus es más contagioso, pero este se queda muy atrás con respecto a virus como el del sarampión (R0 de 12-18), las paperas (R0 de 4-7) o la varicela (R0 de 6-9). ¿Cómo, pese a estos datos, el virus SARS-CoV-2 está consiguiendo llegar a casi todos los rincones del mundo? Existen cuatro factores claves que explican su difusión mundial.

1. Nadie era inmune al coronavirus al comienzo de la epidemia

Aunque el nuevo coronavirus comparte el 80 % de su genoma con el virus SARS (que surgió en China en el año 2002), no se conocen casos de personas que sean previamente inmunes a este virus. Esto significa que absolutamente toda la población mundial puede, teóricamente, infectarse por este microorganismo. Sin personas inmunes que hagan de «barrera» frente al coronavirus, este microorganismo es capaz de expandirse «libremente» y con rapidez entre un elevado número de personas. Así, la inmunidad de grupo o rebaño necesaria para parar la difusión del virus solo aparecería cuando un gran porcentaje de una población (más allá del 60 %) hubiera sufrido el COVID-19 y se hubiera recuperado, convirtiéndose en inmunes a este coronavirus.

En otras epidemias, como la gripe A de 2009, cierto porcentaje de la población era inmune a este virus. Concretamente, las personas más ancianas que habían pasado la letal gripe española de 1918 y sobrevivieron eran inmunes al virus de la gripe A. La gran similitud entre ambos virus provocó que los anticuerpos que produjeron los mayores 90 años antes siguieran siendo efectivos frente a esta nueva versión de la gripe de 2009, lo que fue un factor que contribuyó a limitar la extensión de la epidemia entre las personas de mayor edad.

2. Las personas asintomáticas son capaces de transmitir el coronavirus

El papel del contagio de coronavirus a partir de personas asintomáticas ha sido y sigue siendo un asunto controvertido desde el inicio de la epidemia. Pese a que había dudas de que este tipo de contagio fuera posible, la detección de múltiples focos de contagio por parte de individuos que no mostraban síntomas ha terminado por confirmar que, efectivamente, este fenómeno es posible. ¿Cuán frecuente es?

A comienzos de febrero, la OMS explicaba que la infección sin síntomas por el virus SARS-CoV-2 podría ser rara y que la transmisión desde una persona asintomática era muy rara con otros coronavirus, como se había visto con el MERS. En aquel entonces esta organización explicaba que el contagio por casos asintomáticos parecía no tener peso en la epidemia.

Sin embargo, en la actualidad, conocemos mejor de qué manera la transmisión asintomática está influyendo en la extensión del coronavirus y no son buenas noticias. Un análisis de las infecciones en Singapur y China muestra que entre dos tercios y tres cuartos podrían haberse contagiado a través de personas que todavía estaban incubando el virus y no habían desarrollado síntomas. Aunque son necesarios más estudios para cuantificar con garantías la participación de esta forma de contagio (sobre todo a partir de los niños), los datos indican cada día con más fuerza que este tiene un peso evidente en la difusión del virus.

La OMS ha difundido datos preliminares que muestran que los pacientes liberan más virus precisamente en las etapas iniciales de la enfermedad, incluso antes de mostrar síntomas. El director del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota, Michael Osterholm, informó hace unos días que «ahora sabemos que la transmisión asintomática probablemente juega un papel importante en la transmisión del virus» y que «está absolutamente claro que la infección asintomática puede impulsar la pandemia de una forma que hace muy difícil su control».

La estrategia principal en prácticamente todos los países durante las fases iniciales de la epidemia ha sido contener al virus mediante el control y cuarentena solo de los casos con síntomas y de los casos sospechosos en contacto con estas personas con síntomas. Puede que este haya sido un factor clave para el fracaso a la hora de poner freno al coronavirus en el mundo: ignorar a los casos asintomáticos. Esto también podría explicar por qué Corea del Sur está teniendo éxito en controlar la epidemia, ya que este país realizó cientos de miles de tests tanto a personas asintomáticas como sintomáticas para confirmar la presencia del virus y así tomar medidas en todas ellas.

Aquí en España, por ejemplo, no se realizaban pruebas de laboratorio salvo que las personas sospechosas mostrasen los síntomas típicos de la enfermedad (con grandes excepciones como la familia Real y diversos círculos políticos). Esto implicaba que los casos asintomáticos quedaban fuera del radar de las autoridades sanitarias, con la posibilidad de que estas contagiaran a las personas de su alrededor. ¿Fue esta la razón de la explosión de contagios comunitarios sin que se pudiera identificar el origen? Es una de las posibles explicaciones.

3. El COVID-19 se camufla con gripes y resfriados

Si el COVID-19 se manifestase con síntomas y signos particulares, sería fácil identificar a las personas que lo padecen y aislarlas del resto, sin necesidad de realizar pruebas de laboratorio. Desafortunadamente, el virus SARS-CoV-2 emergió en pleno invierno en China, cuando las epidemias de gripes y resfriados estaban en su apogeo. Era el camuflaje perfecto para un virus que causa, en el 80 % de los casos, síntomas leves que pueden confundirse perfectamente con estas infecciones respiratorias tan frecuentes.

Un porcentaje nada desdeñable de las personas que se han infectado y se han recuperado del COVID-19 no saben siquiera que esto ha ocurrido. Habrán pensado que han tenido un resfriado o una gripe como otra cualquiera. Es más, muchas de estas personas han transmitido el virus a otras sin ni siquiera saberlo pues hacían vida relativamente normal, difundiendo virus por su entorno sin señales de alarma, hasta que llegó a una persona de riesgo. En estas circunstancias, controlar la difusión de un virus es una tarea prácticamente imposible.

4. No existe vacuna para el coronavirus y, cuando llegue, será demasiado tarde para frenar la actual epidemia

A pesar de que el coronavirus presenta múltiples características que le garantizan difundirse por el mundo, podríamos evitar que esto ocurriera si contáramos con una vacuna efectiva contra este microorganismo. Desafortunadamente, aunque hay multitud de científicos en diferentes puntos del planeta que están investigando contrarreloj vacunas contra el virus SARS-CoV-2, es extremadamente difícil que alguna de ellas vea la luz antes de un año o año y medio.

En general, la producción de nuevas vacunas es un proceso arduo que requiere, en el mejor de los casos, varios años de investigación y desarrollo y un potente respaldo económico detrás, sin garantías de éxito. Aunque se han conseguido desarrollar vacunas contra multitud de virus (como contra los virus de la gripe, el sarampión o el ébola) hay virus que resultan esquivos a esta estrategia terapéutica (como en el caso del VIH que provoca el SIDA).

Aún no sabemos en qué escenario desembocará la actual epidemia. Si el coronavirus se convertirá en un virus estacional que ataque a la población cada año como si fuera una gripe virulenta, si se podrá llegar a contener (algo muy improbable, dada la extensión de la epidemia) o si estará presente de forma permanente como un resfriado que aparece de vez en cuando entre las personas. En caso de que el virus siga con nosotros en el futuro la vacuna será la mejor baza para ponerle freno, sin poner, además, en jaque la economía global.

https://www.eldiario.es/sociedad/claves-entender-coronavirus-extendiendo-mundo_0_1006500630.html

Qué se puede hacer y qué no en España tras las restricciones por el coronavirus

El Gobierno ha aprobado un decreto ley en el que se detallan las medidas tomadas por el estado de alarma. Ante las restricciones impuestas a la ciudadanía, pueden surgir dudas sobre qué se puede hacer y qué no. Aclaramos todas esas preguntas.

¿Puedo salir a la calle?

La recomendación general es quedarse en casa. Solo se puede salir de uno en uno -a no ser que sea para acompañar a alguien con discapacidad o problemas de movilidad- en los siguientes supuestos.

  1. Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.
  2. Asistencia a centros sanitarios. 
  3. Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.
  4. Retorno al lugar de residencia habitual.
  5. Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
  6. Desplazamiento a entidades financieras
  7. Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
  8. Cualquier otra actividad de análoga naturaleza debidamente justificada.

¿Puedo usar el coche?

Se permitirá la circulación de vehículos particulares por las vías de uso público para la realización de las actividades referidas en el apartado anterior o para el repostaje en gasolineras.

¿Puedo salir a correr o hacer deporte?

No, tampoco solo. No entra en uno de los supuestos justificados para salir a la calle. 

¿Estarán abiertas las tiendas de alimentos, supermercados y similares?

Sí, como servicio esencial.

¿Qué otros establecimientos están abiertos?

  • Alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad
  • Establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos
  • Productos higiénicos
  • Prensa y papelería
  • Combustible para la automoción
  • Estancos
  • Equipos tecnológicos y de telecomunicaciones
  • Alimentos para animales de compañía
  • Comercio por internet, telefónico o correspondencia
  • Tintorerías y lavanderías.

¿Los suministros a tiendas de alimentos y supermercados están asegurados?

Sí, la distribución alimentaria está considerada un servicio esencial y se coordina con las plataformas de distribución la llegada de productos básicos.

¿Qué normas hay que seguir para hacer la compra?

Evitar aglomeraciones y mantener un metro de distancia entre personas. Además se prohíbe consumir alimentos en las tiendas. 

La permanencia en los establecimientos comerciales cuya apertura esté
permitida deberá ser la estrictamente necesaria para que los consumidores puedan
realizar la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad.

¿Puedo quedar con gente en la calle?

No. El decreto recomienda salir a la calle de uno en uno, a no ser que sea para acompañar a alguien que lo necesite, por lo que no se puede quedar para socializar en la calle. 

¿Puedo llevar a los niños al parque?

No. Se recomienda que los niños permanezcan en casa. De hecho en ciudades como Madrid se han cerrado los parques y las fuerzas de seguridad instan a los viandantes a que abandonen estas áreas recreativas.

Te dejamos una guía televisiva para que los más pequeños cojan el mando y aquí te damos consejos para explicarles lo que está pasando. 

¿Puedo ir a ver a mi familiar / amigo / vecino a su casa?

No. Se recomienda no salir de casa tampoco para ir a visitar a amigos, ya que de esta forma se propagaría el virus y no es un supuesto que entre dentro de las excepciones de movilidad. 

Pero no dejes por favor de hablar con tus seres queridos por teléfono, redes sociales, mensajes o videollamada. 

¿Puedo visitar a mis familiares dependientes?

Sí, para garantizar la atención que necesiten. Este es uno de los supuestos en el que se pueden realizar visitas domiciliarias. 

Soy persona dependiente. ¿La persona que me asiste podrá venir?

Sí, forma parte de los servicios esenciales que se permiten.

¿Puedo sacar a pasear a mi perro?

Sí, manteniendo las distancias y medidas de protección y seguridad.

Sacar a la calle a los animales domésticos es una de las excepciones a la restricción de uso del espacio público.

Eso sí, desde el Gobierno instan a «utilizar el sentido común», sacar a pasear a las mascotas de forma individual y que esto no se utilice como una forma de paseo. 

¿Puedo ir a bares y restaurantes?

Están cerrados.

¿Puedo ir al cine o teatro?

Están cerrados.

¿La biblioteca / museos / centros cívicos están abiertos? ¿Puedo ir?

Están cerrados. Te damos alternativas culturales online para pasar estos días de confinamiento. 

¿Pueden salir los periodistas a la calle para informar?

Los periodistas podrán moverse para desarrollar su trabajo y seguir informando a la ciudadanía de lo que ocurre durante esta crisis. 

La información es más necesaria que nunca y es un bien de primera necesidad, por eso en eldiario.es te informamos al minuto de todo lo que está pasando. 

También permanecerán abiertos los quioscos de prensa.

¿Puedo ir a misa? ¿Se puede asistir a un velatorio?

La asistencia a los lugares de culto y las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, se condicionan a la adopción de medidas organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas, en función de las dimensiones y características de los lugares, de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de al menos un metro.

A pesar de ello, la Conferencia Episcopal recomienda quedarse en casa y seguir la eucaristía a través de la televisión o la radio. 

¿Los centros comerciales estarán abiertos?

No, sólo los dedicados exclusivamente a productos alimenticios, de higiene o limpieza o los espacios de los centros comerciales dedicados a estos productos.

¿Las tiendas en general pueden abrir?

No. Todos los establecimientos considerados no esenciales se cierran. Este es el listado completo.

¿Puedo comprar comida online?

Sí. El decreto permite el envío de comida a domicilio y no restringe el comercio online, telefónico ni los envíos postales.

Tengo una cita médica. ¿Puedo ir?

Si no es  urgente, mejor posponerla. Aunque ir al médico es uno de los supuestos por los que están permitidos salir a la calle, se insta a dejar liberados los recursos médicos para aquellos que más lo necesiten. 

¿Funciona el transporte público?

Sí. Los servicios de transporte con consideración de servicio público y que dependan de las comunidades autónomas, mantienen toda su oferta.

No obstante, se reserva la facultad tanto del ministro como de las autoridades autonómicas y locales competentes para que «establezcan un porcentaje de reducción de los servicios, un otras condiciones específicas de prestación, si la situación sanitaria así lo aconseja».

¿Funcionan los trenes de cercanías?

El Ejecutivo mantiene por el momento al 100% en los servicios de cercanías de Renfe.

No obstante, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, queda habilitado para modificar estos porcentajes o fijar «condiciones específicas».

En el caso de los Cercanías, la variación del servicio tendrá en cuenta «la necesidad de garantizar que los ciudadanos puedan acceder a sus puestos de trabajo y a los servicios básicos en caso necesario».

¿Y el resto de transportes?

Los de media distancia quedan al 50%. En cuanto a los traslados entre la Península y los territorios no peninsulares y las islas, se establecerán unos «criterios específicos».

¿Puedo salir de la ciudad en la que estoy?

La recomendación es no salir de casa y evitar los desplazamientos. Estos quedan solo permitidos para los supuestos de primera necesidad, como desplazarse a otra ciudad para cuidar de una persona dependiente, pero no para ir a nuestra residencia de vacaciones, a la playa o la montaña. 

¿Cuánto va a durar esto?

De momento estas medidas tienen vigencia durante 15 días, aunque podrán «prorrogarse con la autorización del Congreso si fuera necesario». 

No se sabe cuál será la duración de la crisis. Así que de momento, paciencia y cumple las recomendaciones de las autoridades para ayudar a frenar la propagación del virus. 

¿Me pueden multar si me salto estas normas?

Sí. El incumplimiento o la resistencia a las órdenes de las autoridades competentes en el estado de alarma será sancionado con arreglo a las Leyes, en los términos establecidos en el artículo 10 de la Ley Orgánica 4/1981, de 5 de junio.

Tengo síntomas, ¿qué hago?

En esta guía respondemos todas las dudas sobre los síntomas del coronavirus y qué pasos debes de seguir si sobre todo notas fiebre, tos o dificultades respiratorias. 

https://www.eldiario.es/sociedad/puede-hacer-restricciones-coronavirus_0_1005799989.html

España supera los 2.100 casos de coronavirus y Sanidad avisa: el efecto de las medidas tardará 10 días en notarse

Fernando Simón, director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha comparecido este miércoles para actualizar sobre el coronavirus en España. Lo ha hecho por primera vez tras la aplicación de medidas restrictivas de contención en las zonas en las que se han detectado focos de contagio descontrolados. Hay 2.109 casos en toda España –el 50% de ellos en la Comunidad de Madrid, que está declarada zona de transmisión comunitaria–, y 47 fallecidos. Ayer a la misma hora, el mediodía, había 1.622 casos, lo que supone seguir con el incremento «habitual» hasta ahora, valora el técnico del Ministerio de Sanidad.

Simón ha advertido de que los efectos de las medidas más drásticas «a priori, eficaces» que se han adoptado en zonas de riesgo, como la suspensión de clases y eventos multitudinarios, tardarán entre 9 y 10 días en comprobarse a nivel poblacional. Eso «aunque su efecto real se esté produciendo antes». Es debido a que los casos tardan entre 4 y 5 días en notificarse, por el tiempo que pasa entre que se produce la detección de los síntomas de un afectado y que llega el positivo o negativo y las comunidades lo notifican «con el gran esfuerzo que están haciendo por acortar los plazos». Sin embargo, algunos efectos «colaterales» ya se están viendo, ha señalado: el fomento del teletrabajo y el cierre de colegios ha provocado «menos aglomeraciones» en los transportes públicos de Madrid, y por tanto menos riesgo en sitios como el Metro.

El «problema» es que cuanto más se alargue ese periodo en el que se ven resultados, «más difícil será mantener la tensión» de los servicios sanitarios. Por eso ha pedido un «esfuerzo» conjunto a toda la sociedad para que se implementen correctamente: a profesionales, autoridades y ciudadanos. «Las personas tienen que asumir la responsabilidad que les corresponde. No se está bloqueando el país, hay cosas que van a sufrir impactos importantes, pero no se está limitando la movilidad. Sí se está pidiendo responsabilidad», ha insistido refiriéndose a la higiene personal, al mantenimiento de una distancia de seguridad, a no salir de casa con síntomas y a hacer todo lo posible por no transferir el virus de unos territorios a otros viajando innecesariamente.

Por el momento, «no se está hablando de bloquear la Comunidad de Madrid», ha zanjado Simón. Lo aclaraba en respuesta a rumores y preguntas por las comparaciones entre lo que está sucediendo en Madrid y lo que se ha adoptado estas semanas en Lombardía. Las políticas se evalúan «día a día» y «el objetivo no es implementar medidas porque alguien las pida, sino por tener evidencia lo suficientemente sólida». Ha hablado de «presiones para ir a máximos» pero, «en principio, si las medidas que hemos tomado son eficaces y suponen descenso diario, se irán relajando».

«En el mejor escenario», en el que las medidas surtan todos los efectos deseados y los casos se vayan reduciendo, la situación epidemiológica puede alargarse «dos meses», dice Simón: un mes de medidas restrictivas –que se irían disminuyendo– hasta que no haya positivos, y luego otro mes –dos periodos de incubación– en el que se comprueba que no hay transmisión –y en el que ya no hay políticas que afecten a la población–. En escenarios peores, en los que las medidas no surten efecto tan rápido, la situación puede alargarse «hasta 4 ó 5 meses». Es decir, el mínimo tiempo para dar la epidemia por contenida son dos meses y el máximo cuatro o cinco, aunque eso no significa que las medidas restrictivas vayan a durar todo ese tiempo.

Es la primera rueda de prensa que el técnico del Ministerio da desde que el Gobierno anunció el nuevo paquete de medidas para las zonas de riesgo: cierre de centros educativos, recomendación de teletrabajo a las empresas y suspensión de eventos de más de mil personas hasta el 25 de marzo. Con carácter estatal, también se han prohibido los viajes entre Italia y España, cancelado los viajes del Imserso, cerrado al público los eventos deportivos y Las Fallas, en Valencia, han sido aplazadas. Simón no descarta tener que implementar esas medidas en otras comunidades si cambia en otras el escenario «de contención» a «contención reforzada», pero, de nuevo, todo se valora día a día.

Simón ha repetido, como hizo el ministro Salvador Illa, que el «cambio significativo» en el número de los casos de Madrid se detectó entre el domingo y el lunes. Ese fue el motivo por el que medidas restrictivas como el cierre de centros educativos se anunciaron el lunes, y no se cancelaron grandes eventos del domingo como el 8M y el que tenía programado Vox en Vistalegre. Antes, el domingo a mediodía, hubo «conversaciones informales con compañeros de la Comunidad de Madrid» en las que se «planteó la posibilidad» de que «los casos se estuvieran incrementando más de lo esperado». Solo se confirmó, con datos de la Consejería, el lunes por la mañana.

Las zonas de riesgo, en las que Gobierno y comunidades han detectado ‘transmisión comunitaria’  descontrolada, son toda la Comunidad de Madrid, toda La Rioja, y las localidades de Miranda de Ebro (Castilla y León), Vitoria y Labastida (Euskadi). Todos esos territorios están en un escenario de ‘contención reforzada’, que requiere de acciones más restrictivas para combatir la propagación del virus. Tienen un «horizonte» de 14 días: pasado ese periodo, se reevaluará la situación, que está en constante revisión por si tuviese que reforzarse la prevención.

https://www.eldiario.es/sociedad/Fernando-Simon-sanidad-coronavirus_0_1004749662.html

Ñ de Ñapa © 2018