Etiqueta: confinamiento

Navarra se confina: limita las entradas y salidas a toda la comunidad y cierra bares y restaurantes para frenar los contagios

Navarra se confina: limita las entradas y salidas a toda la comunidad y cierra bares y restaurantes para frenar los contagios

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha anunciado este martes que este jueves entra en vigor un confinamiento perimetral de toda la Comunidad foral por el alto número de contagios de coronavirus registrado en las últimas semanas, llegando a superar una incidencia acumulada de 900 casos por 100.000 habitantes. Durante los próximos 15 días no se podrá ni entrar ni salir de Navarra salvo por cuestiones de fuerza mayor. No es la única medida que ha anunciado la presidenta para frenar la expansión del virus, también se cierra toda la hostelería durante el mismo periodo de tiempo y las reuniones se limitan a las personas convivientes.

De esta forma Navarra se convierte en la primera comunidad con un cierre perimetral. Antes se han confinado ciudades como Madrid, León o Palencia, pero nunca se había cerrado una comunidad entera desde el estado de alarma. Lo que no queda restringida es la movilidad interna, es decir, un habitante de Pamplona podrá viajar a Tudela o Tafalla, pero nunca salir de Navarra. Además, se limitan las reuniones a personas convivientes y se adelanta el cierre de locales minoristas, hipermercados y grandes superficies a las 21:00 horas. En cuanto al transporte público, se reduce al 50% la capacidad máxima en el transporte urbano comarcal.

«No negamos que la situación en Navarra es preocupante y no queremos llegar a una situación en la que el sistema sanitario quede comprometido a solo atender a pacientes COVID», ha señalado la presidenta de Navarra, que ha indicado que las medidas de la comunidad foral «son las más duras del conjunto de España». «Navarra ha hecho todo lo que está en su mano en el marco de sus competencias». Chivite, una vez más, a hecho un llamamiento «a la responsabilidad individual» para que las medidas tengan su reflejo en un descenso de los contagios.

Este anuncio llega tan solo 8 días después de que la propia María Chivite anunciara un paquete de medidas restrictivas en los aforos de las reuniones sociales y la hostelería, que no han tenido su efecto inmediato en las cifras de contagios diarias, que en los últimos días han alcanzado su pico máximo y este mismo martes se ha llegado a un 17% de positividad. En los últimos días también ha aumentado la presión hospitalaria, llegando a un 29% de ocupación en UCI. Indicadores todos ellos muy elevados que han llevado al Ejecutivo de Chivite a aprobar restricciones a la movilidad y el cierre de la hostelería. Esta misma tarde se han reunido de urgencia la presidenta y la consejera de Salud, Santos Induráin, para evaluar la situación y decretar las nuevas restricciones.

Como adelantó elDiario.es, desde hace unos días el Gobierno foral venía trabajando en una fórmula jurídica que permita aplicar un cierre perimetral a la capital o a todo el territorio sin recurrir al estado de alarma. El «armazón jurídico» lleva días diseñado para cuando fuera necesario aplicarlo, como ya se aprobó antes con algunas limitaciones ya aplicadas en zonas como Peralta, Carcastillo o Cadreita. El Ejecutivo foral consideraba que las restricciones anunciadas la semana pasada que limitaban el aforo en la hostelería al 30% en el interior y al 50% en las terrazas serían suficientes para frenar la curva de contagios, pero visto que el incremento de casos ha continuado no se ha querido esperar 14 días para evaluar el efecto de las mismas y se ha optado por aplicar otras todavía más duras.

Las medidas anunciadas tendrán que ser ratificadas por la Justicia, para lo que la presidenta se ha mostrado optimista. «Todas las medidas que hemos ido tomando hasta ahora nos las han ratificado los jueces, es verdad que con estas damos una vuelta de tuerca importantes, pero se trata de que lo justifiquemos bien y de que los informes que entreguemos a los jueces estén perfectamente argumentados y dentro de nuestras competencias», ha explicado. Chivite ha señalado que era necesario aplicar las medidas de forma urgente por lo que se ha optado por aprobarlas antes de una ratificación de la Justicia. «Esperemos que nos las ratifiquen, pero en caso de que nos pusieran una pega en una cuestión concreta, entiendo que no nos tumbarían la totalidad de ellas».

https://www.eldiario.es/navarra/navarra-confina-limita-entradas-salidas-comunidad-cierra-bares-restaurantes-frenar-contagios_1_6304183.html

El 65% de España vive bajo cierres perimetrales o con limitaciones para frenar la segunda ola de coronavirus

El 63% de España vive bajo cierres perimetrales o con limitaciones para frenar la segunda ola de coronavirus

El catálogo de nuevas restricciones que están tomando las comunidades autónomas para hacer frente a la expansión del coronavirus es cada vez más amplio y abarca un gran número de municipios. En concreto, 5.213 localidades, con una población de 30,3 millones de personas que corresponden al 65% de la población del país, según los datos recopilados por elDiario.es y por sus respectivas ediciones locales.

Durante estas últimas semanas, el enfrentamiento político en Madrid y un estado de alarma impuesto desde el Ejecutivo han acaparado la atención como si el resto de España no estuviera en alerta sanitaria y optando en ocasiones por medidas tan drásticas, o más, que las que rigen actualmente en la capital.

Hasta que no se aprueben los cuatro niveles de alerta propuestos por Sanidad en el Consejo Interterritorial de la semana que viene, cada región es libre de corregir su situación epidemiológica con las normas que considere oportunas. Las últimas han sido Catalunya –que ha ordenado el cierre de bares y restaurantes en todo su territorio–, la precavida Asturias, Castilla y León, Extremadura y Melilla. Algunos territorios se han regido por los criterios fijados en las cuatro fases de la desescalada, mientras que otros han innovado para adaptarlos a las particularidades de la situación epidemiológica de sus municipios. El objetivo es el mismo: evitar males mayores de cara a este otoño.

El nivel de proactividad a la hora de imponer medidas varía entre las distintas comunidades. A un lado de la balanza estaría la Comunidad de Madrid, negándose a perimetrar los municipios de más de 100.000 habitantes más afectados hasta forzar un estado de alarma impuesto en la región. De esta manera se mantiene el confinamiento perimetral en Madrid capital, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz hasta el próximo 24 de octubre. Por su parte, la Consejería de Sanidad madrileña ha ampliado otras limitaciones de horarios y aforo a cuatro zonas de salud: Arganda del Rey, Sierra de Guadarrama (Collado Villalba), Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo), y Valleaguado (Coslada).

Al otro lado, Asturias, punto limpio nacional durante el verano y que, ante el repunte de casos y de la tasa de positividad ha decidido por precaución volver a una fase 2 «modificada».

Desde el pasado jueves se recomienda el «autoconfinamiento» a los ciudadanos, se ha prohibido el consumo en las barras de los bares y se ha reducido al 25% el aforo en las zonas comunes de centros comerciales. Además, las reuniones privadas en casas o en locales no podrán ser de más de seis personas. Si bien cuenta con una de las incidencias (206 casos por 100.000 habitantes) y tasas de ocupación hospitalaria más bajas del país, el presidente del Principado, Adrián Barbón, ha defendido estas medidas para evitar otras «duras» como el estado de alarma, el cierre total de la hostelería o los confinamientos.

Opina lo mismo María Chivite, presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, que sufre la tasa de incidencia acumulada más alta de España (847 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días) y ya ha confinado cuatro municipios. «No vamos a asumir que tienen que morir un porcentaje de personas y que otras enfermen para que la mayoría siga igual», dijo el pasado domingo al anunciar restricciones en todo el territorio. Entre otras, el gobierno navarro ha reducido el aforo del interior de los locales al 30% y al 50% en terrazas; además de que deberán cerrar a las 22:00, una hora antes que en las zonas confinadas de Madrid. Los encuentros sociales también serán de un máximo de seis personas.

Otra comunidad que tiene varios indicadores en riesgo «extremo» es Aragón, que ya hizo retroceder de fase a la provincia de Zaragoza en verano y esta semana ha aplicado la misma receta en los municipios de Teruel, Cella y Épila, que se unen a Almunia y Huesca en una fase 2 similar a la de la desescalada. Los aragoneses tienen una de las peores tasas de ocupación de camas UCI y son terceros en el ranking de incidencia (455) después de Melilla (549).

Siguiendo a Aragón está La Rioja, con una incidencia de 453 casos y la tercera según porcentaje de ocupación de camas UCI, con lo que decidió ampliar las medidas tomadas a mediados de septiembre hasta finales de octubre. Entre ellas, la más estricta es la de limitar a 6 el número de personas reunidas en espacios públicos y privados.

Extremadura ha sido la última en prohibir estas reuniones de más de seis personas en toda la comunidad y en confinar a 12.800 personas en dos municipios. Aunque su incidencia general está en 262, los municipios de Mérida, Plasencia y Almendralejo están bastante peor a pesar de haber adoptado ya restricciones, por lo que el gobierno regional no descarta endurecerlas. Este viernes, el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha aprobado la prohibición a partir del lunes de las reuniones de más de seis personas, el confinamiento perimetral de 12 localidades que suman casi 13.000 habitantes, y medidas especiales en otras tres en las que viven casi 11.000.

Catalunya ha actuado con puño de hierro para rebajar su incidencia regional, situada en 288 y que supera por ocho puntos la media española, aunque sigue alejada de Navarra o Aragón. Para ello, consciente de su impacto social y económico, ha decidido cerrar bares y restaurantes en toda la comunidad durante, como mínimo, dos semanas. A su vez se ha limitado el aforo de los comercios al 30% y el horario de los parques infantiles hasta las 20:00 horas. La clausura de los bares también se ha aplicado en Melilla. Ambos territorios siguen la estela de las medidas tomadas en Europa para zonas muy afectadas.

«La alternativa serán restricciones más severas, un confinamiento total que queremos evitar a toda costa», dijo el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, al anunciar el nuevo paquete de medidas. De hecho, el confinamiento es ya una opción que afecta de forma perimetral y por municipios a 5 millones y medio de personas en seis comunidades autónomas distintas: Madrid, Murcia, Galicia, Navarra, Andalucía y Castilla y León.

Castilla y León ha confinado perimetralmente a partir de este viernes 14 municipios repartidos por Burgos, Valladolid, León, Palencia y Salamanca, incluyendo las capitales de las tres últimas. Además, la Junta ha anunciado nuevas acciones en toda la comunidad que pasan por no fumar en terrazas ni consumir en barras y no superar las reuniones de más de seis personas. En el caso de Castilla y León preocupa la incidencia de 412 casos, pero también el estado de sus UCI, llenas al 32,5% y el número elevado de muertes que registra: es la segunda comunidad con más defunciones diarias por detrás de Madrid.

Además de los confinamientos mencionados en Extremadura, Navarra y la Comunidad de Madrid, también se han aplicado en Ourense. Con indicadores, de nuevo, menos negativos que Madrid, la tercera ciudad en habitantes de Galicia está aislada perimetralmente desde la semana pasada y de forma indefinida. No se puede entrar ni salir de Ourense ni de la vecina Barbadás o de los municipios de O Carbariño, Boborás y O Iritxo. Además, la Xunta decretó, con carácter general, que haya un máximo de diez personas en las reuniones públicas o privadas.

También cinco municipios de Murcia, entre los que se incluyen Lorca y Totana, están sufriendo cierres perimetrales desde mediados de septiembre. La Región presenta unas tasas de incidencia que la sitúan en un riesgo extremo frente al virus, con 337 casos por 100.000 habitantes, pero cuyos indicadores asistenciales son mejores, por lo que el resto de la comunidad se mantiene libre de restricciones.

Por último, en Andalucía, la Junta ha informado de que a partir de este sábado a las ocho de la mañana 32 municipios de la provincia de Granada tendrán medidas especiales para frenar el aumento de contagios reportado en la capital, que decidió suspender las clases presenciales en la Universidad. Entre las nuevas normas se incluye el cierre de bares, restaurantes y locales a las 22.00 horas, el cierre de parques o la reducción de aforos. Además, cuenta con tres municipios confinados: Linares (Jaén), Écija (Sevilla) y Almodóvar del Río (Córdoba), lo que en total afecta a más de 100.000 personas.

Esta información ha sido elaborada con la ayuda de las ediciones locales de elDiario.es. Si detectas algún error en tu municipio puedes escribir a: mzas@eldiario.es, aordaz@eldiario.es, voliveres@eldiario.es.

https://www.eldiario.es/sociedad/mapa-restricciones-espana-confinamientos-segunda-ola-coronavirus_1_6294692.html

Catalunya cierra todos los bares y restaurantes a partir del viernes y limita el aforo en los comercios

Catalunya cierra todos los bares y restaurantes a partir del viernes y limita el aforo en los comercios

El Govern catalán ha confirmado este miércoles su decisión de cerrar los bares y restaurantes de toda la comunidad para evitar la interacción social y tratar de frenar el aumento de contagios. La decisión, que solo permite a estos negocios habilitar un servicio de recogida de comida y bebida, entrará en vigor la noche del jueves al viernes y cuenta con la oposición de los restauradores, que ya han anunciado que la recurrirán ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Las medidas, que de momento durarán hasta fin de octubre, también afectan a los comercios, cuyo aforo máximo permitido será del 30%. También se cerrarán salas de juego, parques de atracciones, bingos y casinos y se suspenden los congresos y convenciones. Los parques y zonas infantiles de juego cerrarán a las 20 h.

Los cines y salas de teatro deberán reducir al 50% su aforo, que actualmente está en un 70% y también se prohíben los servicios que impliquen contacto físico -salones de belleza, masajes…- con la excepción de visitas médicas y peluquerías. La situación será similar a la llamada fase 0 de la desescalada, cuando se permitió la primera reapertura de algunos negocios. El Govern, que revisará estas medidas en dos semanas, trasladará al TSJC las restricciones anunciadas para tener su aval ante los posibles recursos de las patronales.

«La situación es muy preocupante y hemos tomado estas decisiones conscientes de sus consecuencias sociales y económicas», ha afirmado el vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonès, en rueda de prensa. «Si no queremos llegar al límite del colapso del sistema sanitario debíamos actuar ya».

Tras reunirse esta mañana con el Gremio de Restauración y el Procicat, el Govern ha decidido adoptar esta medida ante el rápido aumento de los casos en la comunidad durante los últimos días. Con las nuevas restricciones la Generalitat busca reducir la movilidad y la interacción social tras detectar que la mayoría de los positivos se contagian en reuniones o encuentros con familiares y amigos. 

«Hay que evitar ir a ver a amigos y familiares», ha pedido Aragonès, que ha recordado que «se perdieron demasiadas vidas» durante la primera ola de la pandemia. «La alternativa sino serán restricciones más severas, un confinamiento total que queremos evitar a toda costa». El conseller de Interior, Miquel Sàmper, también ha insistido en la necesidad de limitar los contactos a la «burbuja de convivencia», es decir: a los familiares con los que se convive y a sus cuidadores.

Si se atiende a los casos de los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes, Catalunya, con 268, ha vuelto a superar la media española, situada en 263. Aun así, los datos están todavía lejos de incidencias como las de Madrid (488) o Navarra (759). La situación epidémica se ha agravado hoy con la suma en las últimas 24 horas de 1.620 nuevos contagios, 23 fallecidos y 40 nuevos hospitalizados

La estrategia del Govern contrasta con la adoptada por la Comunidad de Madrid, cuyo Gobierno liderado por Isabel Díaz Ayuso ha rechazado frontalmente las restricciones del Ministerio de Sanidad así como el estado de alarma decretado para imponerlas. El martes, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, anunció que la Generalitat «no tendría ningún problema» en solicitar el estado de alarma si fuese necesario para adoptar las restricciones que su equipo considere convenientes.

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni (PSC), ha afirmado esta mañana que la medida es «desproporcionada» y ha sostenido que existe «un abanico de opciones» y «margen» en cuestión de aforos y horarios antes de tomar una decisión de este calado. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, lo ha contradicho unas horas después en rueda de prensa al defender las medidas y ha hecho un llamamiento a «evitar polémicas» entre administraciones.

Los restauradores, por su parte, ya han anunciado que recurrirán la decisión ante el TSJC a través de un comunicado de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm). “Cerrarlo todo, aparte de ser desproporcionado, tampoco es la solución y sólo se conseguirá lo mismo que se ha conseguido cerrando todo el ocio nocturno: arruinar de manera innecesaria a miles de familias que viven del sector”, ha reprochado Joaquim Boadas, secretario general de esta patronal.

«Pedimos a la Generalitat que reflexione tras esta tensa reunión», ha apuntado Roger Pallarols, presidente del Gremi de Restauració, tras su encuentro con el Govern. «Pedimos que se articule un mecanismo para que la restauración pueda seguir operando», ha remachado.

El Govern ha anunciado que el próximo martes aprobará vía decreto ley «medidas de apoyo» a los sectores más afectados como el de la restauración con una dotación inicial de 40 millones de euros y una «línea de avales extraordinaria» para cubrir las necesidades de liquidez y tesorería a corto plazo.

Las restricciones anunciadas por el Govern este miércoles se suman a las limitaciones anunciadas durante los últimos días. Las universidades catalanas pasarán a dar las clases teóricas de forma telemática a partir de este jueves para reducir el número de estudiantes en los campus y las competiciones deportivas no profesionales también han quedado suspendidas durante los dos próximos fines de semana. La Generalitat, además, ha hecho un llamamiento general a las empresas para que reinstauren el teletrabajo durante los próximos 15 días. 

Solo en la última semana, el crecimiento de los contagios en Catalunya ha sido del 39% y ha alcanzado el área metropolitana de Barcelona, una de las principales preocupaciones del Departamento de Salud y que no había sufrido grandes alteraciones desde el rebrote que obligó a confinar parte de l’Hospitalet de Llobregat en julio. En la capital catalana se han registrado hasta un 55% más de casos que hace solo siete días

https://www.eldiario.es/catalunya/catalunya-cierra-bares-restaurantes-partir-viernes-limita-aforo-comercios_1_6290699.html

El fuerte incremento de los contagios acerca a Granada y Pamplona al límite de los umbrales para su cierre

El fuerte incremento de los contagios acerca a Granada y Pamplona al límite de los umbrales para su cierre

Los datos de contagios notificados este lunes en Andalucía y Navarra colocan a Granada y Pamplona al límite de los umbrales establecidos por el Gobierno central para restringir las entradas y salidas en los grandes municipios con alta incidencia de coronavirus. Según los datos de los respectivos gobiernos autonómicos, Pamplona supera desde el martes de la semana pasada los 700 contagios por cada 100.000 habitantes y Granada está desde el jueves por encima de los 500. El número de casos ha ido subiendo en ambas ciudades desde entonces.

Los criterios establecidos por el Gobierno para confinar perimetralmente las grandes ciudades son tres: una incidencia de contagios superior a los 500 por 100.000 habitantes en 14 días, un 35% de ocupación de las camas UCI de la Comunidad Autónoma correspondiente y una tasa de positividad en las pruebas PCR superior al 10% en las dos semanas previas. Tanto Granada como Pamplona superan dos de esos criterios.

En Navarra, la presión hospitalaria está al 26,3% y la positividad es del 17,6%. La tasa de contagios lleva semanas disparada y este lunes han notificado 546 casos en toda Navarra, un nuevo máximo. «Los datos de Navarra son malos y parece que hoy tenemos los peores datos de todos los días de la pandemia», ha reconocido la presidenta de Navarra este lunes en una entrevista en la Cadena Ser.

Granada está en mejor situación que Pamplona (11,51% de ocupación de camas UCI en Andalucía y tasa de positividad del 10,5%). Sin embargo, la ciudad superó el pasado viernes la incidencia acumulada de contagios que había venido aplicando hasta ahora la Junta de Andalucía como umbral para confinar núcleos de población a partir de su propia legislación autonómica. El Gobierno regional ha cerrado ya otros municipios teniendo en cuenta sólo el criterio de los contagios por 100.000 habitantes y la Justicia ha avalado dichos confinamientos.

La presidenta de Navarra, María Chivite, anunció este domingo nuevas medidas para frenar la expansión del coronavirus, como la limitación de las reuniones a seis personas, el cierre de la hostelería a las 22:00h y la reducción de aforos hasta el 30% en el interior de bares y restaurantes. Estas medidas, que empezarán a aplicarse desde la medianoche de este martes, estarán vigentes durante los próximos 14 días. Además, este lunes, el Gobierno regional ha anunciado que vuelve a restringir las visitas y las salidas de las residencias de mayores.

Chivite ha descartado por ahora el confinamiento perimetral de Pamplona o solicitar el estado de alarma al Gobierno central. Según la presidenta autonómica, Navarra no está en la misma situación que Madrid, la cual está desde este viernes inmersa en un estado de alarma decretado por el Ejecutivo central: «A diferencia de Madrid, nosotros hemos aplicado las mismas restricciones para toda la Comunidad. Entendemos que no debe haber movilidad entre municipios porque todos tienen las mismas limitaciones».

«Mañana (este martes) es muy probable, muy probable, que tengamos que tomar medidas restrictivas» en Granada. Así ha anunciado este lunes el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, la puesta en marcha de nuevas restricciones en la ciudad andaluza ante el incremento de los contagios. El presidente de la Junta ha señalado a «las residencias universitarias y otras esferas» como focos de contagio en la ciudad –este fin de semana, a pesar de la grave situación sanitaria, se celebraron decenas de botellones–. Además, el Ayuntamiento ha convocado para este miércoles a la Junta Local de Seguridad para analizar las cifras de incidencia de la COVID-19 y la adopción de nuevas medidas al respecto.

El alcalde granadino, Luis Salvador, ha manifestado este lunes su rechazo al cierre de la ciudad y ha pedido que se tengan en cuenta otros parámetros. «Sabíamos que cuando regresaran los estudiantes probablemente iban a aumentar los casos», ha comentado. El regidor ha planteado la adopción de medidas dirigidas a la comunidad universitaria, como acotar los horarios de los colegios mayores, y «alguna más complementaria» en la hostelería.

Las medidas vigentes en Granada y Pamplona cambiarían si finalmente ambas ciudades cumplen con los tres criterios establecidos por el Ministerio de Sanidad y se les aplica el Acuerdo del Consejo Interterritoral del Sistema Nacional de Salud, publicado el pasado 1 de octubre en el BOE.

Además de Navarra y Andalucía, otras comunidades han anunciado nuevas medidas para frenar la expansión de la COVID-19. En Catalunya, la Generalitat ha aprobado nuevas restricciones en Terrassa, Sabadell y otros 13 municipios, como la reducción de aforos en bodas y funerales, la prohibición de servir en barra en los bares o el cierre a las 1:00 horas como máximo. Las medidas, que afectan a 800.000 habitantes, durarán 15 días y entrarán en vigor cuando se publiquen en el Diario Oficial de la Generalitat. La Generalitat también ha anunciado que, a lo largo de la semana, aprobará medidas que afectarán a toda la región.

En Madrid, este lunes han entrado en vigor las restricciones de movilidad en otras cuatro zonas de salud –Arganda del Rey, Sierra de Guadarrama, Colmenar Viejo Norte y Valleagudo–.

Sin datos para el conjunto de España al tratarse de un día festivo, estas son las cifras de contagios que han notificado las Comunidades Autónomas a lo largo de este lunes: 686 contagios y 8 fallecidos en Castilla y León, 364 positivos en Euskadi, 381 contagios y 2 fallecidos en Murcia, 1.845 contagios y 16 muertos en Catalunya, más de 300 contagios y dos fallecimientos en Galicia, 107 contagios en Baleares –el dato de fallecidos en el archipiélago no se actualiza en días festivos– y 593 contagios y dos muertes en la Comunidad Valenciana.

https://www.eldiario.es/sociedad/fuerte-incremento-contagios-acerca-granada-pamplona-limite-umbrales-cierre_1_6286112.html

Navarra limita las reuniones a seis personas y adelanta el cierre de la hostelería a las 22 horas, pero descarta de momento un cierre perimetral

Navarra limita las reuniones a seis personas y adelanta el cierre de la hostelería a las 22 horas, pero descarta de momento un cierre perimetral

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha anunciado este domingo que, desde la medianoche del martes, 13 de octubre y durante los próximos 14 días medidas restrictivas más severas para intentar «aplanar la curva» de contagios, que en los últimos dos días ha registrado máximos históricos, con más de 400 casos. Tal y como adelantó elDiario.es, los últimos datos y el hecho de que la presión asistencial que empieza a tensionar a Osasunbidea (el Servicio Navarro de Salud) han llevado al Ejecutivo foral a anunciar en mitad del puente, nuevas restricciones que no estaban previstas, entre las que por el momento no se encuentra un confinamiento perimetral de Pamplona o el conjunto de la Comunidad, aunque «se recomienda reducir al máximo la movilidad». Así, entre las medidas destaca el cierre de la hostelería a las 22:00 horas y una limitación del aforo al 30% en el interior de los establecimientos y al 50% en terrazas. Las reuniones, además quedan reducidas a seis personas.

Estas dos semanas «son cruciales», ha resaltado Chivite, que ha llamado a la ciudadanía a «reducir al máximo la interacción social». «Estamos en un momento crítico en el que necesitamos reconducir la situación, estamos a tiempo, no queremos ir a un escenario más duro pero la posibilidad esta ahí», ha advertido la presidenta .

«Tenemos que dar un paso más porque los datos no van bien», ha señalado la presidenta que ha apuntado que las medidas anunciadas tienen el objetivo de «mejorar la situación en las zonas con más casos» y evitar que sea necesario «tomar medidas más duras». «No contemplamos por ahora la restricción de la movilidad, aunque no es una medida descartable en un municipio puntual si fuera necesario». Chivite ha señalado que no se ha aplicado un confinamiento perimetral a ninguna localidad porque «a diferencia de Madrid, nosotros hemos aplicado las mismas restricciones para toda la Comunidad por lo tanto entendemos que no debe haber movilidad entre municipios porque todos tienen las mismas limitaciones».

Estas medidas, que son muy parecidas que se han aplicado en aquellos municipios con mayor incidencia acumulada, restringen los aforos en las reuniones sociales y familiares y los horarios en la hostelería, ya que según ha explicado la presidenta «en donde se producen la mayor parte de los contagios». Así se limita a seis el número máximo de personas que pueden reunirse tanto en el ámbito privado como en el público, donde ya estaba vigente en terrazas y hostelería. También se incluye el cierre de los establecimientos hosteleros a las 22 horas, donde se suprime el servicio de barra y se limita el aforo al 30% en el interior de los establecimientos y al 50% en terrazas. 

En los espacios comerciales e hipermercados se reduce el aforo al 40% y no se permitirá la permanencia de clientes en las zonas comunes, excepto para el mero tránsito entre los establecimientos comerciales, y deberán cerrarse las zonas recreativas, como puedan ser parques infantiles o similares u otras áreas de descanso. Los locales de hostelería de los parques comerciales se regirán por las normas establecidas para la actividad del sector. 

Tampoco se podrá superar un 30% de aforo, no superando nunca las 100 personas, en en cines, teatros, auditorios y similares, que deberán contar con butacas reasignadas. Las actividades en recintos al aire libre, y otros locales similares y establecimientos destinados a espectáculos públicos, actividades recreativas o de ocio no podrán superar el 30% del aforo máximo permitido, con un máximo, en todo caso, de 300 personas. Podrán celebrarse congresos, encuentros, reuniones de negocios, conferencias, eventos y similares siempre que no se supere el 30% del aforo máximo permitido con un máximo de 100 personas.

También se restringe la concentración de personas en entierros y velatorios a 25 personas en espacios abiertos y a 10 en espacios cerrados. Las celebraciones nupciales, comuniones, bautizos, confirmaciones y otras celebraciones sociales, familiares, religiosas o civiles u otros grupos de reunión, que podrán tener lugar tras la ceremonia en establecimientos de hostelería y restauración respetarán las medidas generales de seguridad interpersonal, y en todo caso, la separación de 1,5 metros, no superando en ningún caso las 12 personas en el interior y 18 en el exterior. No estará permitida la utilización de pistas de baile o espacio habilitado para su uso. Por su parte, la asistencia a lugares de culto no podrá superar el 30% de su aforo máximo permitido, y en todo caso, deberá de cumplirse 2,25 metros cuadrados por persona usuaria. Tampoco está permitido cantar.

Chivite también ha anunciado que los cribados intensivos de PCR que se han hecho en localidades como Tudela o en algunos barrios como el de Mendillorri en Pamplona, zonas en las que se había detectado un incremento de los contagios, se extenderán a lo largo de los próximos días a otros municipios de la Comunidad foral. Navarra, que ya es la comunidad que más pruebas hace por 100.000 habitantes quiere intensificar todavía más la realización de pruebas para controlar la expansión del virus. Para ello se ha reforzado también el equipo de rastreo de contactos, al que además se han incorporado una treintena de militares.

https://www.eldiario.es/navarra/navarra-limita-reuniones-seis-personas-adelanta-cierre-hosteleria-22-horas-descarta-momento-confinamiento-perimetral_1_6284519.html

Ñ de Ñapa © 2018