Etiqueta: Alemania

Alemania destinará 4.000 millones a fortalecer la sanidad pública

El Gobierno alemán destinará 4.000 millones euros a fortalecer la sanidad pública

El Gobierno alemán destinará 4.000 millones de euros hasta 2026 a fortalecer la sanidad pública, que los estados federados deberán invertir en la contratación de más personal, en aumentar el atractivo del empleo público, en digitalización y en el desarrollo de estructuras sostenibles.

En una rueda de prensa para presentar el acuerdo, alcanzado anoche entre los gobiernos federal y de los estados federados, el ministro de Sanidad, Jens Spahn, precisó que este ‘Pacto para los servicios de salud pública’ permitirá crear al menos 1.500 nuevos puestos de trabajo hasta finales de 2021.

El objetivo es poder contar hasta finales de 2022 con al menos 5.000 nuevos empleos para médicos, personal cualificado y administrativo en la sanidad publica, es decir, otros 3.500 adicionales, para lo cual se destinarán más de 3.000 millones de euros. Otros 800 millones del paquete se invertirán en digitalización, con el fin de contar con «un sistema interconectado de modernos departamentos de sanidad a todos los niveles».

Spahn destacó la inversión de 50 millones de euros en los aeropuertos y puertos internacionales dotados de equipos especiales según las normativas sanitarias internacionales, como los de Fráncfort, Múnich, Berlín, Hamburgo y Düsseldorf en el primer caso, y Hamburgo y Bremen en el segundo, y que calificó de «importante en un mundo interconectado».

Las ayudas se pondrán a disposición de los estados federados en seis tramos hasta 2026.

«Si lo hacemos bien, esta pandemia es una oportunidad de aprendizaje para crear en los años 20, en el futuro, un sistema de salud más operativo, mas robusto y más fuerte de cara a todo lo que nos puedan deparar los próximos años», ha dicho Dilek Kalayici, responsable de sanidad en Berlín, en su comparecencia junto a la presidenta de los ministros de Sanidad de los «Länder».

La canciller alemana ya había subrayado en su videomensaje de los sábados la importancia de seguir fortaleciendo la sanidad pública a largo plazo, con más puestos de trabajo y una mejor dotación técnica.

«Si nuestro país ha sobrellevado proporcionalmente bien la pandemia del coronavirus, si la cifra de contagios no ha alcanzado las dimensiones que hemos observado en otros países, tiene que ver, y no en última instancia, con lo que diariamente llevan a cabo los servicios de salud pública», subrayó.

El martes que viene, la canciller mantendrá una reunión virtual con empleados de los servicios de sanidad pública, alcaldes y jefes de distrito de toda Alemania, para informase sobre su trabajo y los desafíos ante la pandemia y para conocer dónde puede hacer su contribución la política.

https://www.eldiario.es/internacional/alemania-destinara-4-000-millones-a-fortalecer-la-sanidad-publica_1_6202807.html

Estupor en Alemania por el amago de «toma» del Reichstag por ultraderechistas

La policía de Berlín investiga el amago de «asalto» por parte de unos 200 ultraderechistas del Reichstag, la sede del Parlamento alemán, ocurrido el sábado tras una marcha contra las restricciones por la pandemia que congregó a unas 30.000 personas.

La imágenes de militantes de la derecha radical, algunos de ellos con banderas anticonstitucionales del antiguo Reich y símbolos nazis, en la escalinata de la sede parlamentaria han causado estupor entre la gran coalición del Gobierno alemán.

«El edificio del Reichstag es el centro simbólico de nuestra democracia. Es intolerable que lo usen extremistas caóticos para sus fines», apuntó el ministro del Interior, Horst Seehofer, en declaraciones al dominical del popular diario Bild. «Es una vergüenza ver banderas del Reich ante nuestro Parlamento», declaró el titular de Exteriores, Heiko Maas, a través de su cuenta en twitter. «No se puede estar siempre presente en todos sitios. Aprovecharon un hueco para burlar el cordón de seguridad y subir a la escalinata», afirmó el portavoz de la policía Thilo Cablitz, en declaraciones a la televisión pública regional berlinesa RBB.

La intención de «tomar» la sede parlamentaria había sido anunciada a través de redes sociales días antes de la manifestación. La policía había desplegado un dispositivo de 3.000 agentes para garantizar la seguridad en este sábado, en que se habían convocado un centenar de concentraciones y actos de diversa índole. El Reichstag fue acordonado, pero en el momento de producirse los incidentes apenas había tres agentes para contener a los ultras. El grupo logró finalmente saltar el cerco de las vallas y posar en las escalinatas.

A lo largo de la jornada de movilización contra las restricciones se produjeron unas 300 detenciones, en su mayoría de ultraderechistas. Los incidentes más graves se produjeron ante la embajada de Rusia, donde se disolvió una concentración de unos 2.000 radicales, que a continuación continuaron hacia el Reichstag.

El grupo se había disgregado de la manifestación convocada por colectivos de orientaciones diversas contra las restricciones por el coronavirus. La gran marcha fue disuelta por la policía, por no respetarse las medidas de distanciamiento, a lo que siguió otra concentración de más de 30.000 personas en la Columna de Victoria.

El núcleo de las concentraciones de ultraderechistas, tanto en la embajada rusa como luego en la sede parlamentaria, lo formaban seguidores del movimiento «identitario» de los Reichburger («Ciudadanos del Reich»), que no reconocen a la República Federal de Alemania (RFA) y rechazan su orden jurídico.

Mientras mostraban sus banderas anticonstitucionales ante la embajada rusa, entre gritos de apoyo al presidente de Rusia, Vladímir Putin, y consignas y carteles hostiles a la canciller alemana, Angela Merkel, hubo lanzamientos de botellas y otros objetos contra los antidisturbios. En el grupo se mezclaron asimismo conocidos defensores de teorías de la conspiración, como cocinero vegano germano-turco Attila Hildmann, máxima figura de estos movimientos, que acabó detenido.

La presencia de elementos ultraderechistas se hizo muy evidente en toda la jornada de movilización, como viene ocurriendo en las sucesivas convocatorias que se han desarrollado desde julio en distintas partes de Alemania contra las restricciones.

Estas convocatorias están secundadas ciudadanos que consideran vulnerada su libertad de movimientos, asociaciones esotéricas y grupos muy diversos, además de reconocidos negacionistas del Holocausto y miembros de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), única fuerza parlamentaria que apoya estas protestas.

https://www.eldiario.es/internacional/estupor-en-alemania-por-el-amago-de-toma-del-reichstag-por-ultraderechistas_1_6189703.html

La policía de Berlín disuelve una marcha contra las restricciones por la COVID-19

La policía de Berlín disuelve una marcha contra las restricciones por la COVID-19

Las autoridades de Berlín han impedido este sábado la marcha contra las restricciones por la pandemia convocada en la capital alemana por varios colectivos, entre ellos grupos de ultraderecha. Sobre las 11 de la mañana, a dos horas del inicio de la convocatoria y ante la actitud de desobediencia de los asistentes, que se congregaron sin el uso de la mascarilla obligatoria, las autoridades decidieron disolver la manifestación.

Las autoridades habían puesto dos condiciones para autorizar la marcha, que congrego a unas 18.000 personas: mantener la distancia social y utilizar mascarilla. Dos obligaciones que fueron ignoradas deliberadamente por la mayoría de asistentes, cuyo objetivo con esta marcha era negar la necesidad de estas restricciones.

La orden de disolución -que la Policía comunicó desde su cuenta en Twitter- llegó mucho antes que en la anterior movilización de esa índole, el pasado 1 de agosto. Entonces llegaron a reunirse 30.000 personas, que sí lograron completar el recorrido previsto antes de verse forzadas a retirarse entre algún alterado.

La convocatoria de este sábado, como ocurrió entonces, aglutinó tanto a defensores de teorías de la conspiración o antivacunas como a ciudadanos que consideran vulnerada su libertad de movimientos, mezclados con grupos ultraderechistas, líderes de los llamados «Identitarios» y reconocidos negacionistas del Holocausto.

Que la manifestación llegara a ponerse en marcha se debió a una decisión, ya de madrugada, de la Audiencia Territorial Administrativa de Berlín, que rechazó el último recurso presentado por la Policía contra la convocatoria. Fue el último obstáculo administrativo para los convocantes. Otra instancia judicial había levantado dos días antes la prohibición a la marcha del Senado (gobierno regional) berlinés.

El responsable del Interior del gobierno regional de Berlín, Andreas Geisel, había justificado su veto en el argumento de que derecho a la manifestación no significa el «derecho a infringir la legalidad», afirmó. La canciller alemana, Angela Merkel, había expresado su comprensión al veto, pese a reconocer el derecho a la manifestación y también el de los convocantes a recurrirlo.

Permitir o no la marcha colocó a las autoridades ante el dilema de garantizar ese derecho fundamental o hacer prevalecer el interés por la salud pública en la lucha contra la pandemia.

Ya la víspera quedó claro que no se respetarían las medidas de higiene pactadas. Unos 1.500 manifestantes, mayoritariamente sin mascarilla, se concentraron el viernes ante la emblemática Puerta de Brandeburgo, a modo de acción previa.

Las manifestaciones contra las restricciones se han sucedido en Alemania desde julio. Para la movilización de este sábado se habían desplazado a la capital grupos de ciudadanos de todo el país. Pese a la vistosidad de las marchas, la opinión mayoritaria alemana respalda las restricciones, en un país en que ni en los momentos más álgidos se confinó a la población.

Un 60 % de los ciudadanos las defienden, según el último «Politbarometer» de la televisión pública ZDF, mientras que un 28 % cree que deberían reforzarse y un 10 % las considera exageradas.

La única formación parlamentaria que respalda esas convocatorias es la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), líder de la oposición en el Bundestag (cámara baja) desde 2017, pero que ha perdido fuelle y tiene ahora una intención de voto del 9 % según los sondeos.

La manifestación de este sábado se produce en un momento en que el Gobierno de Merkel ha endurecido las restricciones para los viajes -especialmente a zonas de riesgo, entre las que hay destinos turísticos preferenciales para los alemanes, como España y Turquía-. La vuelta a la actividad escolar se desarrolla de forma gradual en Alemania, pero sin grandes problemas, y preocupan los repuntes generados principalmente en encuentros familiares o tras las vacaciones.

El cómputo de nuevas infecciones se ha estabilizado en Alemania y desde hace días se sitúa en la franja de los 1.500, según las cifras del Robert Koch Institut (RKI), competente en la materia. Hoy se reportaron 1.479 casos, después de que el sábado anterior se llegara a los 2.034 contagios, la marca máxima desde finales de abril.

Entre marzo y abril, el peor momento de la pandemia en Alemania, las cifras de contagios se habían situado en los 6.000 diarios. El cómputo acumulado de infecciones llegó este sábado a los 240.986, de las cuales 214.200 son pacientes recuperados, mientras la cifra de muertos está en 9.289.

https://www.eldiario.es/internacional/policia-berlin-disuelve-marcha-restricciones-covid-19_1_6189115.html

Ñ de Ñapa © 2018