Las pruebas PCR de detección de la COVID-19 bajan un 27% de media en toda España, con grandes diferencias por CCAA

Las pruebas PCR para detección de la COVID-19, que indican si se tiene el virus en el momento de la prueba, han caído un 27% en España entre el 28 de mayo y el 18 de junio. En aquella semana, las comunidades autónomas notificaron al Ministerio de Sanidad que se habían hecho 314.000 test PCR para diagnosticar la infección por SARS-CoV-2, frente a las 228.000 de la última semana.

Estos test son una forma bastante fiable, con sus limitaciones, de comprobar la existencia de enfermedades infecciosas. Los PCR se utilizan para identificar a las personas que están infectadas por el virus (tengan o no síntomas) y han sido claves al comienzo de la pandemia. Hasta ahora, ha sido la prueba más utilizada para confirmar los casos de  en España y otros países. Es la que da menor cantidad de falsos positivos y falsos negativos y está recomendada por autoridades sanitarias como la OMS.

Según este organismo, entre un 3 y un 12% de las pruebas que se hacen en España salen positivas. «Mientras el porcentaje de positivos sea pequeño, aunque hagamos menos PCR que hace un mes, es suficiente», asegura Mario Fontán, coordinador de Ares, Asociación de Residentes (MIR) de Medicina Preventiva y Salud Pública. Contrapone el caso de Brasil, donde la mitad de las pruebas salen positivas y «eso te da idea de que no están haciendo suficientes».

Si se desciende por comunidades autónomas para medir este parámetro, y se comparan las pruebas PCR realizadas entre el 4 y el 18 de junio y el número de casos diagnosticados en esa fecha según el informe del Ministerio de Sanidad, Madrid (seguido por Castilla-La Mancha y Catalunya) estarían en un extremo –se detectó un caso por cada 60 pruebas– y al otro Asturias, donde hubo 1.466 pruebas por cada caso detectado.

Hay que tener en cuenta que las cifras se refieren a pruebas realizadas y no a personas analizadas. Es decir, que una persona ha podido ser testada varias veces desde el inicio de la epidemia. Además, hay que tener en cuenta que los criterios para realizar pruebas han cambiado durante el transcurso de la emergencia sanitaria.

En todo caso, al portavoz de la Sociedad Española de Microbiología, Benito Almirante, la bajada de test no le parece «un motivo de preocupación, sino de satisfacción». A su juicio, en estos momentos se realizan todas las pruebas PCR necesarias, sin ninguna limitación, y por tanto, si se hacen menos es porque hay menos casos sospechosos en los que los protocolos indiquen que debe hacerse el test. Almirante hace hincapié en factores como una menor incidencia de enfermedades respiratorias con síntomas compatibles con la COVID-19 por la cercanía del verano, o en que la vuelta a la movilidad puede permitir que si se sufre un problema de salud se trate en otra zona. 

Disponer de «suficiente» capacidad de hacer pruebas PCR a la población ante un aumento de la incidencia de coronavirus ha sido uno de los principales criterios que Sanidad ha tenido en cuenta para permitir avanzar a los territorios en la desescalada durante el estado de alarma.

El ministro Salvador Illa ha señalado este jueves en el Congreso que «los servicios de salud de las comunidades autónomas deben garantizar la realización de PCR a todos los casos sospechosos, tan pronto como sea posible desde la aparición de los síntomas para garantizar la detección precoz». Además, ha anunciado que se ampliarán las pruebas PCR a los contactos directos de personas infectadas, incluso aunque no tengan síntomas, algo que ya se hace en algunas CCAA.

El siguiente gráfico muestra la variación en el número de pruebas realizadas en cada comunidad autónoma respecto a las que se hicieron en la última semana de mayo. Las cifras están ajustadas a la población de cada autonomía.

Aunque la caída en el total de las comunidades ha sido del 27%, se observan diferencias notables por comunidades autónomas. Así, las comunidades en las que baja el número más son Castilla-La Mancha (-66,9%), Comunidad de Madrid (-51,6%) y Comunidad Valenciana (-31,3%). Del otro lado se sitúan Canarias (53%), País Vasco (30%) y Extremadura (11%). En la ciudad autónoma de Melilla es donde la diferencia es más importantes (113% más).

Las explicaciones que ofrece cada una de estas comunidades sobre esta variación en los datos son diversas. En el caso de Castilla-La Mancha, fuentes de la consejería de Sanidad explican que se debe también a que han adquirido cinco nuevas máquinas que realizan otro tipo de test, los TMA. Estas pruebas son mucho más rápidas que los PCR, ya que las primeras dan resultado en 10–15 minutos y las segundas tardan varias horas, aseguran.

Tras Castilla-La Mancha, Madrid es la siguiente comunidad donde más han caído las pruebas PCR. Consultada la Consejería de Sanidad, aluden a una menor cantidad de casos de COVID-19, y a otros factores que no detallan. El 29 de mayo (datos hasta el 28) la Comunidad de Madrid remitió al Ministerio 594 casos en la última semana y 1.600 en 14 días. En el informe del 19 de junio (datos hasta el 18), remitió 501 casos en 7 días (15,66% menos) y 1.234 en últimas dos semanas (22,88% menos).

Por su parte, la Comunitat Valenciana recuerda que la estrategia de vigilancia y control vigente en la actualidad en España y publicada en la web del Ministerio explica que deben hacerse PCR a todas aquellas personas que presenten síntomas respiratorios, y que en la actualidad el número de pruebas se realiza en más del 95% de los casos leves y en el 100% de los casos que cumplen criterios de hospitalización.

«En la Comunitat Valenciana estamos observando una tendencia decreciente en la demanda asistencial por síntomas respiratorios, lo que explica que el número de PCR realizadas sea menor», aseguran.

Alberto García-Basteiro, investigador en epidemiología de Hospital Clínico de Barcelona, lo interpreta también como un menor número de PCR indicadas, tanto por caída de casos como por la cercanía del verano. «No quiere decir necesariamente que haya menos capacidad diagnóstica, sino que han bajado las personas elegibles aunque hayan aumentado los criterios», ya que en marzo solo se hacían a los enfermos graves.

Las CCAA en las que más suben las pruebas: Canarias, País Vasco, Extremadura

Al otro lado, hay algunas comunidades donde los test PCR han subido en el último mes, singularmente en Canarias (53%). Fuentes de la consejería de Sanidad lo achacan al incremento en la capacidad de análisis con un programa en todos los hospitales y con la compra y la incorporación de nuevos robots, así como al incremento en el sistema de sospechosos y rastreos.

«Necesitamos multiplicar el sistema para prepararnos ante la llegada del turismo y tener mucha capacidad de análisis por una parte y por otra mantener los buenos niveles de control de la enfermedad», asegura a eldiario.es el Gobierno canario. Desde el inicio de la pandemia hacen test PCR a todos los contactos estrechos de los positivos.

Lo que sí está claro es que hay grandes diferencias entre las comunidades en el testeo a su población. Las comunidades del norte, como La Rioja, Euskadi, Navarra o Asturias, han realizado 10 pruebas por cada 100 habitantes. Por el contrario, regiones como Andalucía o Murcia han efectuado 3 PCR por cada 100 habitantes.

Por su parte, el País Vasco achaca el aumento de un 30% en los test a los focos detectados en los hospitales (ha habido casos en Basurto y Txagorritxu). «Se están haciendo cribados constantemente a los profesionales. Y por supuesto se hace PCR a pacientes que comparten planta con profesionales o pacientes que han dado positivo y a visitas que han sido contacto estrecho», explican fuentes de la Consejería.

Añaden que el rastreo es constante, no solo en el ámbito hospitalario, sino en cualquiera que pueda haber una acumulación de casos. Como ejemplo detallan que en la residencia Siervas de Jesús, donde ha habido siete contagios originados por una persona que había visitado Basurto, se les va a hacer hasta tres PCR a cada residente o profesional (108 personas), lo que hacen 324 PCR en total.

Por otro lado, también han aumentado las PCR que se le realiza a la población en general. Desde que a mediados de mayo se puso en marcha el Plan de Vigilancia de Osakidetza, se hacen PCR a todas las personas que presentan síntomas compatibles con COVID así como a todos los contactos estrechos de personas que han sido positivo.

En el caso de Extremadura, donde suben un 11% los test, explican que han aumentado su capacidad y que se hacen test a todos los sospechosos y a sus contactos.

https://www.eldiario.es/sociedad/PCR-Espana-Castilla-La-Comunidad-Valenciana_0_1041496198.html

Comparte esto
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ñ de Ñapa © 2018